20 ago. 2010

¿Existe Dios? Presentación W. L. Craig II

 

 

 

Transcripción:

De hecho, la teoría de cuerdas predice que podrían existir alrededor de 10 elevado a la 500 potencia de universos diferentes compatibles con las leyes naturales. Así pues, ¿Podría este “ajuste fino” ser debido a la casualidad? El problema con esta alternativa es que la probabilidad de que TODAS las constantes y cantidades cayeran, solo por casualidad, en el rango que permitiera la existencia de vida, es infinitamente pequeño hasta la desaparición. Ahora sabemos, que universos que prohíban la existencia de vida son incomprensiblemente más probables que cualquier tipo de universo que permitiera la vida. Así que, si el universo fuera producto de la casualidad, las posibilidades de que este fuera un universo que prohibiera la vida son abrumadoras.

Con el fin de rescatar la alternativa del “azar”, los naturalistas se han visto forzados a adoptar la extraordinaria hipótesis de que existe un número infinito de universos ordenados al azar, compuesto de una especie de conjunto de mundos o “multiverso”, del que nuestro universo es sólo una parte. En algún lugar de este infinito conjunto de mundos, universos finamente sintonizados aparecerían sólo por casualidad, y da la casualidad de que nosotros vivimos en uno.

Hay, sin embargo, al menos dos fallos principales en la hipótesis del conjunto de mundos. En primer lugar, no hay evidencia alguna de que un conjunto de mundos exista. No hay evidencia ni de que existan otros mundos, mucho menos de que estén ordenados al azar y que sean infinitos.

Segundo, si nuestro universo no fuera más que un miembro aleatorio de un conjunto infinito de mundos, entonces seria muchísimo más probable que estuviéramos observando un universo mucho más pequeño al que vemos.

Roger Penrose , de la universidad de Oxford, ha calculado que es inconcebiblemente más probable que nuestro sistema solar se formara de repente por la colisión aleatoria de partículas, que el hecho de que existiera un universo finamente sintonizado. 

Así pues, si nuestro universo no fuera más que un miembro aleatorio de un conjunto de mundos, seria inconcebiblemente mucho más probable que estuviéramos observando un universo, no más grande que nuestro Sistema Solar. Universos observables como esos serian mucho más abundantes en un conjunto de mundos que en nuestro mundo y, por tanto, deberíamos poder observarlos. Dado que carecemos de dichas observaciones, este hecho desconfirma con fuerza la hipótesis del multiverso. En el naturalismo, al menos, es altamente improbable la existencia de un conjunto de mundos. Así, la última línea de defensa por la alternativa del azar colapsa.

Podemos entonces argumentar de la siguiente manera:

Premisa 1, el ajuste fino del universo es debido a la necesidad física, el azar, o diseño.

2. El ajuste fino no se debe a un imperativo físico ni a la casualidad.

3. Así pues, se debe a un diseño.

De ese modo, el ajuste fino del universo apunta a la existencia de un Diseñador Supernatural del universo.

Numero tres. Los valores morales objetivos están plausiblemente basados en Dios. El talón de Aquiles del naturalismo, es que no tiene base para las acciones de tipo normativo. Nada está prohibido. Todo está permitido. El Dr. Shook lo reconoce. En su página web el expone lo que llama “relativismo moral naturalista”. Bajo su punto de vista los valores morales son relativos a cada individuo, o a cada sociedad, o a la raza humana, o a lo que sea en cada caso. Tal como dice el Dr. Shook, “realmente no hay verdades morales absolutas”. En esta visión, la moralidad no es más que un conjunto de recomendaciones para alcanzar ciertos objetivos, cualesquiera que estos sean. Él lo compara con la agricultura. La agricultura -dice- consiste en recomendaciones para hacer crecer las cosechas. Por ejemplo, si quieres cultivar maíz, deberías usar fertilizante. Pero, nadie tiene la obligación de cultivar maíz ni ninguna otra cosa, y lo mismo ocurre con la moralidad. El problema, es que esto es masivamente contrario a la experiencia moral. En la visión relativista, un psicópata, que considera algo bueno violar y matar niños pequeños, no hace nada malo, pues relativo a sus objetivos y deseos personales, esto es lo que debería hacer. Una sociedad como la Alemania Nazi, no puede ser condenada por enviar millones de judíos, gitanos y homosexuales a la cámara de gas, pues, de acuerdo con su propio sistema de valores, esto era bueno. Cualquiera con un sentido moral solido sabe que esto no puede ser correcto. Se supone que la experiencia es uno de los árbitros de la verdad para el naturalista, pero en la experiencia moral, aprehendemos un ámbito de valores morales objetivos. El Dr. Shook admite: “No hay nada en el mundo natural, como los seres humanos, las sociedades humanas, el ser humano en la tierra, que puedan ser responsables de las verdades morales absolutas. Se deduce, que deben estar basados en una realidad sobrenatural. Así, pues, podemos argumentar como sigue:

1. Si Dios no existe, los valores morales objetivos no existen

2. Los valores morales objetivos existen, por lo que se deduce por lógica y sin escapatoria, que

3. Dios existe.

Numero 4. Los hechos históricos relativos a la vida, muerte y resurrección de Jesús implican la existencia de Dios. El personaje histórico de Jesús de Nazaret fue un individuo excepcional. Los historiadores han llegado a un cierto consenso de que el Jesús histórico apareció en escena con un sentimiento de autoridad divina sin precedentes, la autoridad para representar y hablar en el nombre de Dios. Afirmó que en sí mismo el Reino de Dios había llegado, y como manifestaciones visibles de este hecho llevó a cabo un ministerio de milagros y exorcismos. Pero la confirmación suprema de sus afirmaciones, fue su resurrección de entre los muertos. Si Jesús realmente resucitó de entre los muertos, podríamos decir que tenemos un milagro divino entre manos, y por tanto evidencia de la existencia de Dios. Ahora bien, la mayoría de la gente pensará que la resurrección de Jesús es algo que uno cree o no cree meramente por fe, pero el caso es que hay 3 hechos establecidos, reconocidos por la mayoría de los historiadores hoy en día, que pienso encuentran mejor explicación por la resurrección de Jesús.

Hecho nº 1. El domingo después de Su crucifixión, la tumba de Jesús fue encontrada vacía por un grupo de mujeres seguidoras.

Según Jacob Kremer, un erudito austriaco que se ha especializado en el estudio de la resurrección "con diferencia, la mayoría de los estudiosos sostienen con firmeza la fiabilidad de las declaraciones bíblicas sobre la tumba vacía”.

Hecho nº 2. En ocasiones diferentes, tanto individuos como grupos vieron apariciones de Jesús vivo después de su muerte.

Según Gerd Lüdemann, un prominente crítico alemán del Nuevo Testamento:"Puede ser tomado como históricamente cierto que los discípulos tuvieron experiencias después de la muerte de Jesús en el que Jesús se les apareció como el Cristo resucitado." Estas apariciones fueron atestiguadas, no solo por los creyentes, sino también por los incrédulos, escépticos, e incluso enemigos.

Hecho nº 3. Los primeros discípulos, de pronto llegaron a creer en la resurrección de Jesús, a pesar de tener todas las predisposiciones para lo contrario. Los Judíos no tenían creencia alguna en un Mesías muerto, y mucho menos, en un Mesías resucitado, y las creencias judías sobre la otra vida excluían que alguien resucitara de entre los muertos antes del fin del mundo, Sin embargo, los primeros discípulos llegaron a creer con tal fuerza que Dios había resucitado a Jesús de entre los muertos, que estaban dispuestos a morir por la verdad de esa creencia.

NT Wright, un eminente erudito británico, concluye: "Por eso, como historiador, no puedo explicar el surgimiento del cristianismo primitivo a menos que Jesús resucitara, dejando una tumba vacía detrás de Él.”

Intentos de explicar estos tres hechos, como que los discípulos robaron el cuerpo, o que Jesús no estaba realmente muerto, han sido universalmente rechazados por académicos contemporáneos. El simple hecho es que, sencillamente, no hay una explicación naturalista plausible de estos hechos, y los cristianos están más que justificados al pensar que Jesús resucitó de entre los muertos y era en verdad Quien decía ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario