17 oct. 2010

Los descuidos de Bart Ehrman 2

 

William Lane Craig continua con su análisis sobre los errores de definición y aplicación por parte de Bart Ehrman, de los distintos criterios utilizados para establecer fiabilidad histórica.

 

Transcripción:

Criterio numero 3. La credibilidad contextual. Aquí nos dice: “Cualquier tradición sobre Jesús, que no pueda ser situada de un modo plausible en un contexto de la Palestina del Siglo I, no puede ser aceptada como históricamente fiable”. (Repite)

“Cualquier tradición sobre Jesús, que no pueda ser situada de un modo plausible en un contexto de la Palestina del Siglo I, no puede ser aceptada como históricamente fiable”. Bueno, eso es una perogrullada. Y el problema con esa obviedad es que es puramente negativa por lo que no establece qué ES histórico sobre Jesús. Simplemente, excluiría algo que no sería histórico pero no establece nada positivamente sobre Jesús. La formulación correcta del criterio de credibilidad contextual sería: “Las tradiciones sobre Jesús que resultan coherentes con hechos ya establecidos sobre Jesús, tienen una gran probabilidad de ser históricamente fiables.” (Repite). “Las tradiciones sobre Jesús que resultan coherentes con hechos ya establecidos sobre Jesús, tienen una gran probabilidad de ser históricamente fiables.” Así, correctamente entendidos, tenemos 4 criterios para establecer tradiciones sobre Jesús: Atestiguación independiente, desemejanza, vergüenza y credibilidad contextual.

Ahora, permítanme enseñarle el mal uso que hace Bart Ehrman de los criterios de autenticidad.

Primero, su utilización de los criterios da como resultado la distorsión del Jesús histórico. Un personaje histórico real, es una realidad más rica de la que puede ser probada sobre esa persona. Piensen en Napoleón, por ejemplo. El Napoleón histórico es una figura mucho mucho más rica que aquello que podemos probar sobre Napoleón. Verdad? Lo que podemos probar sobre Napoleón es una pequeña parte dicha del hombre que realmente existió. Hay un montón de cosas que no sabemos, sobre su vida privada, o cosas que hizo que no fueron recogidas por los historiadores. Pero Ehrman iguala (cito) “una perspectiva estrictamente histórica” con aquello que podemos probar en el terreno de lo histórico. El iguala al Jesús histórico con lo que puedes probar sobre Jesús. Y eso conduce a un Jesús “reconstruido” que no es más que una pálida abstracción de la robusta realidad que supuso el Jesús que de verdad existió. El Jesús histórico que existió en verdad es una realidad mucho más rica de la que podemos probar. No son la misma cosa.

El siguiente punto principal al que quiero referirme es que los criterios, cuando son usados de modo apropiado, muestran la fiabilidad de las tradiciones sobre Jesús, pero Ehrman, intenta usarlos negativamente para demostrar no fiabilidad, usa los criterios de un modo erróneo. Los criterios pueden ser utilizados correctamente solo para mostrar positivamente elementos históricos sobre Jesús, pero Ehrman los usa negativamente para tratar de mostrar no fiabilidad.

Por ejemplo, el dice (y cito) “Algunas de las mas conocidas tradiciones sobre el nacimiento de Jesús, no pueden ser aceptadas como fiables históricamente, cuando son medidas por nuestros criterios.” (Repite) “Algunas de las mas conocidas tradiciones sobre el nacimiento de Jesús, no pueden ser aceptadas como fiables históricamente, cuando son medidas por nuestros criterios.” Fíjense que hace un uso negativo de los criterios. Pero los criterios no pueden ser usados en negativo para establecer no historicidad, solo pueden ser utilizados positivamente para establecer historicidad. Así pues, en imposible, cuando son usados apropiadamente, decir que estas narrativas son demostradas como no históricas. Lo que debería decir es que algunas de las mas conocidas tradiciones sobre el nacimiento de Jesús, no pueden ser positivamente probadas que sean históricas de acuerdo con estos criterios. Y eso es inobjetable, Puede haber un montón de cosas sobre Jesús que no pueden ser probadas utilizando estos criterios, que son sin embargo recogidas en los evangelios.

Así pues, observen como él se desliza y en vez de decir estas tradiciones sobre el nacimiento no pueden ser probadas como históricas por estos criterios, dice que, debido a ello no pueden ser aceptadas como históricamente fiables basándose en estos criterios.

He aquí otro ejemplo. “No tenemos ninguna información fiable en relación a lo que Maria realmente pensaba sobre Jesús, porque las tradiciones no son atestiguadas de modo múltiple, y no superan el criterio de desemejanza. ¿Veis el uno en negativo de los criterios ahí?: Porque No están atestiguadas de modo múltiple y porque No muestras desemejanza, por ello ninguna de esta información es fiable, la que tenemos en los evangelios… No se pueden usar los criterios en sentido negativo de esa manera.

13 comentarios:

  1. El Dr Ehrman es escéptico de la resurrección de Jesús por su pre- disposición, no por la evidencia.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo. No es que lleguen a estas rotundas conclusiones a través de un sesudo razonamiento e incuestionable evidencia, es que parten de una visión del mundo, y a partír de ahí, la hacen encajar con su razonamiento y lo que llaman evidencia

    ResponderEliminar
  3. Exacto!
    No desacreditamos que Ehrman sea un buen académico en su área, pero ese no es el caso. El caso es ver desde que visión del mundo comienzas a razonar. Sólo a partir de ahí podemos hablar de la evidencia. A mi parecer es muy difícil persuadir a través de la evidencia. Ya que en el caso de Ehrman todo lo que invoque a lo sobrenatural no es evidencia, o como suele decir él, es muy poco probable.
    Entonces no es por falta de evidencia, es por la predisposición que no se acepta la resurrección de Jesús.
    El no creyente tiene sus parámetros al revés, lo que considera "sabio" en realidad es “locura”. Y lo que considera “locura” es en realidad “sabiduría”.

    ResponderEliminar
  4. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el disputador de esta edad presente? ¿No es cierto que Dios ha transformado en locura la sabiduría de este mundo? Puesto que en la sabiduría de Dios, el mundo no ha conocido a Dios mediante la sabiduría, a Dios le pareció bien salvar a los creyentes por la locura de la predicación. Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: para los judíos tropezadero, y para los gentiles locura. Pero para los llamados, tanto judíos como griegos, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios. Porque lo necio de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.
    1 Cor 1:20-25

    ResponderEliminar
  5. Cierto, pero el no creyente te diría que eres tu el que tiene tus parametros al revés. ¿Es de algun modo posible decidir quien de los dos grupos opera desde premisas erróneas?¿No es necesario un VALOR ABSOLUTO desde el que decidir cuando algo está al revés o no? ¿Hasta qué punto se sostiene la perspectiva atea cuando consideramos el todo de la existencia y no nos quedamos solo en la capa superficial?

    ResponderEliminar
  6. Cierto, es necesario un VALOR ABSOLUTO. Como dice el Dr. Craig "nadie es relativista en cuanto la tecnología y las leyes lógicas".

    No se si estes de acuerdo conmigo Carmen. Pero soy de la ídea que a Dios no se le puede comprobar, a Dios se le afirma de forma presuposicional y luego de El fluye la lógica en sí, por el cual podemos comprobar muchas cosas. Lo que se puede comprobar logicamente es que los argumentos en contra de la existencia de Dios son inválidos.

    ResponderEliminar
  7. "La no-evidencia de la existencia no equivale a la evidencia de la no-existencia."

    ResponderEliminar
  8. Por último, me agrada la postura del Dr Clark, que dice que las Escrituras son axiomaticas....
    No domino el tema, pero si gustas te paso un artículo sobre el tema

    ¿Qué opinas?

    ResponderEliminar
  9. Es muy posible que la Verdad vaya en el sentido que mencionas.... En ese contexto, sería además totalmente comprensible la peticion de Dios al ser humano de que tenga eso que llamamos FE.

    ResponderEliminar
  10. Me encantaria leer el articulo que mencionas. Gracias :)

    ResponderEliminar
  11. Mira te dejo
    mi correo, mandame el tuyo y te respondo con el artículo que te menciono.

    gustavogrc88@gmail.com

    ResponderEliminar
  12. Bueno mira te dejo el artículo... por aqui.

    Esta en el blog de otro brother que respeto

    http://ichanged.blogspot.com/2007/05/dios-y-la-lgica-indice-y-reflexiones.html

    ResponderEliminar
  13. Anónimo8/7/11 9:46

    Yo creo que las dos cosas deben estar en conjunción. No se puede ser únicamente presupocionalista o sólamente evidencialista. Aquí Craig es más evidencialista (pues el debate lo necesita) y propone un acercamiento a Jesús desde las evidencias históricas. Pero también he visto debates de Craig donde es más presupocionalista. Hay cosas de las escrituras que son axiomáticas y hay cosas que son verificables históricamente. Digo, si yo en la Biblia encontrara errores históricos ya perderían credibilidad y no podría confiar en ellas. Las escrituras hablan de un Dios invisible y si el autor no puede describir correctamente lo visible, como puedo confiar para lo invisible. De otro lado, leer la Biblia sin reconocer que la providencia de Dios está presente, conduciría igualmente a un error, la interpretación que hace un ateo naturalista, por ejemplo.

    ResponderEliminar