13 abr. 2011

El Gran Debate. Segmento III

 

TRANSCRIPCION DEBATE. (Segmento 3)

 

SEGMENTO 3

I. EXPOSICION FINAL- STEIN

El Dr. Bahnsen en su última respuesta, y de hecho, a través de toda su exposición, ha hecho una serie de afirmaciones sobre lo que es posible en un universo ateo y lo que no es posible en un universo ateo. Todo lo que puedo decir, es que el tiene una concepción muy extraña del universo ateo, y tal vez, del universo en general.

Primero, el tema del mal en el universo ateo. Sí, en efecto que puede existir el mal en un universo ateo. El mal es, por definición, en un universo ateo, aquello que reduce la felicidad de la gente, la mayor infelicidad en las personas. En otras palabras, si tuviéramos dos cosas sobre las que quisiéramos hacer una afirmación de comparación de maldad, cuál de las dos es más maliciosa, la cosa mas maliciosa es la que causa a más gente ser infeliz.

Bien, ¿cómo sabemos esto? No lo sabemos, es un consenso, justo como la moralidad en general es un consenso. Es un consenso reforzado por las enseñanzas de la sociedad a través de padres a hijos, profesores a estudiantes, los medios de comunicación, la literatura, la Biblia: Todas estas cosas refuerzan la moral a través de enseñanzas y el proceso de socialización. Y también aprobamos leyes para castigar a la gente que viole alguna de las ofensas más flagrantes que hemos dicho son prohibiciones. Así que la idea de que no existe el mal en el universo ateo es una tontería absoluta. Nuestro mal es, al menos, una cosa racional determinada. Nosotros no decimos, “bien, ¿Hizo Dios este mal?, y luego tenemos que ir hoja por hoja en la Biblia para ver si el tema está cubierto en absoluto. ¿Saben?, hay cien volúmenes de comentarios_ al menos un centenar_ llamado “el Talmud”, que es la interpretación Judía de los temas que el Antiguo Testamento no les dio ninguna guía ética o moral. O sea, que estas cosas, no están claramente expuestas en la Biblia.

No tenemos guía sobre un montón de cosas, como sobre qué es el mal. ¿Es malo el trasplante de órganos? Quiero decir que no lo encontrará en su Biblia. Usted ha de ir y mirar esos temas y hacer un análisis del mismo modo que cualquier filosofo racional lo haría o un….Étnico..uich! un…et…. ¿cómo se les llama a estas personas? Un ético!!, no podía recordar el nombre… Así pues, tenemos estándares por los cuales determinamos el bien y el mal en un mundo ateo, en la visión atea del mundo.

Creo que he demostrado que la regularidad de la materia, que es una propiedad inherente de la materia, explica cómo es que podemos hacer leyes, que son generalizaciones en el campo de la ciencia. Decir que…, primero que nada, la mayoría, muchos, muchos científicos son ateos- Se ha demostrado por estudios una y otra vez. Así que afirmar, o como afirma el Dr. Bahnsen que la ciencia no nos da una visión atea del mundo que este en conformidad con la ci….quiero decir, que la ciencia no está en conformidad con la visión del mundo atea es una absoluta tontería. La ciencia es atea en sí misma. No utiliza a Dios para explicar las cosas, y entiende que la materia se comporta de un modo regular, y por ello, predecible. Y ese es el modo en que se lleva a cabo la investigación científica. Así que… quiero decir…. tenemos estándares a través de los que determinamos el bien y el mal en un mundo ateo, la visión atea del mundo.

Lo mismo ocurre con la lógica. La lógica es un consenso, y creo que tiene unas bases matemáticas y lingüísticas. Tiene alguna conformidad con la realidad del mundo. No sé cuantas veces tenemos que repetir eso para que le entre al Dr. Bahnsen, pero no parece que sea ese el caso. El parece especializarse en la escuela de la lógica que llamamos “pensarlo lo hace así”, por llamarlo de alguna manera. Porque él dice que algo es de una manera, porque sabe cuál fue el pensamiento de Dios, por ello, es así. El omnisciente Dr. Bahnsen ha respondido. Bien, eso no responde a nada si es que vamos a aplicar el test de la razón a lo que él dice. Sus afirmaciones no solo son irracionales, son irrazonables.

La idea de que el futuro vaya a ser como el pasado. Esto es una afirmación de probabilidad estadística. Nunca hemos visto el futuro. Hoy es el futuro de ayer, y para ayer, lo que está pasando hoy, era el futuro. No hemos visto nada en el periodo de tiempo que hemos observado, que es de varios cientos de años, que muestre que la regularidad de la materia y su comportamiento vaya a cambiar. Si cambiara, los experimentos científicos quedarían descompuestos y lo sabríamos al momento, y entonces, tendríamos que revisar muchas cosas. Creo que las posibilidades de que eso ocurra son muy pequeñas.

Ahora, permítanme terminar diciendo que el ateísmo no es un concepto sombrío y negativo. Libera al hombre, barre los escombros teológicos que han impedido al hombre adoptar medidas para corregir los problemas de este mundo. Nosotros queremos alimentar al hambriento, queremos educar al analfabeto, queremos vestir al desnudo, queremos elevar los estándares de vida, queremos divulgar la razón y el pensamiento y el progreso de la ciencia.

Todo esto son cosas que son en sí mismas ateas. No las hacemos porque Dios nos diga que las hagamos, las hacemos porque es lo correcto, necesitan ser hechas en este mundo. Y si las hacemos porque son correctas y porque hacen feliz a la gente, nos haremos felices a nosotros mismos haciendo felices a los demás. Es una concepción del mundo muy positiva, algo que no creo que el Dr. Bahnsen haya mencionado siquiera, pero ciertamente, es la otra cara de la moneda. Quiero decir, ¿qué sucede cuando eliminas el concepto de Dios? ¿Te quedas sin nada? No, te quedas con la responsabilidad que has de asumir por ti mismo. Tu eres responsable por tus acciones, y también obtienes el merito por las cosas que haces.

Y yo prefiero tener una visión realista del mundo que renuncia a algunas pocas cosas que sería agradable tener, pero que no son verdad, y prefiero operar en una visión del mundo así, que estar haciéndome “cumplimientos de deseos” que se que no son reales.

II. EXPOSICION FINAL- BAHNSEN

En lo que se refiere a mi refutación, a mi exposición final, necesito tratar primero de todo, (o tal vez durante todo el tiempo), analizar este comentario de que mis afirmaciones de esta noche son irracionales. Quizás lo han sido, pero sólo por decirlo no las hace así. Eso también lo hemos escuchado esta noche. Si mis afirmaciones han sido irracionales, entonces necesitamos algunos estándares de razonamiento mediante los cuales estas afirmaciones han sido demostradas como irracionales.

El Dr. Stein aun no nos ha explicado, ni siquiera de un modo mas general y simplista para un crío en la escuela dominical, lo que os dije sobre las leyes de la lógica, las leyes de la ciencia y las leyes de la moralidad. Ni siquiera ha comenzado a rascar la superficie de decirnos cómo en su visión del mundo puede haber leyes de ningún tipo. Y si no pueden existir leyes o estándares en su visión del mundo, entonces, él no puede preocuparse sobre mi irracionalidad, mi presunta irracionalidad.

El argumento trascendental de la existencia de Dios no ha sido respondido por el Dr. Stein. La ha evadido y ha hecho burla de él, pero no lo ha respondido. Eso es para lo que estamos aquí. Un intercambio racional. El argumento transcendental dice que la prueba del Dios cristiano es que sin Dios, no se puede probar nada.

Observe que el argumento no dice que los ateos no prueban las cosas, o que no usan la lógica, la ciencia o las leyes de la moral. De hecho sí que lo hacen. El argumento dice que su visión del mundo no puede responder por lo que hacen. Su visión del mundo no es consistente con lo que hacen; en su visión del mundo no hay leyes, no hay entidades abstractas, universales o prescripciones. Solo hay un universo material, explicado de un modo naturalista como que el modo en que las cosas son,  es porque son así. Eso no implica leyes, o universalidad, y por ello, su visión del mundo no puede responder por la lógica, la ciencia o la moralidad.

Pero los ateos, por supuesto, usan ciencia y moralidad, En este argumento, los ateos dan evidencia continua del hecho de que en el fondo de sus corazones no son ateos. En el fondo de sus corazones, conocen el Dios del que hablo. Este Dios los hizo, se revela a ellos continuamente a través del orden natural, a través de sus conciencias, y a través de su mismo uso de la razón

Ellos conocen a este Dios, y suprimen la verdad sobre Él. Una de las maneras en que sabemos que suprimen la verdad sobre Él, es que continúan usando las leyes de la lógica, la ciencia y la moralidad, aunque su visión del mundo no responda por ellas.

El Dr. Stein dice que las leyes de la lógica son meramente convencionales. Si es así, entonces, por convenio, el gana el debate esta noche, y por convenio, yo gano el debate de esta noche. Y si se queda satisfecho con algo así, no necesitaba haber venido en primer lugar. Uno espera que las leyes de la lógica se apliquen como estándares universales de racionalidad. La racionalidad no es posible en un universo que solo los relega como convenios.

Dr. Stein dice que las leyes de la ciencia se comportan como leyes por el carácter inherente de la materia. Pero el Dr. Stein no conoce el carácter inherente de la materia. Ahora bien, si el fuera Dios, podría revelárnoslo, como creo que Dios nos ha revelado ciertas cosas sobre el universo. Pero el no es Dios, él ni siquiera cree que haya un Dios. Dado que el no ha experimentado todos los casos de la materia, y todas las reacciones de los electrones y todas esas otras cosas que miran los científicos. Dado que el no ha experimentado todas estas cosas.

El no sabe si el futuro va a ser como el pasado. Cuando dice, “bueno, siempre ha sido así en el pasado, y si cambiara mañana, ¿no saldría en todas las portadas de las revistas?. Eso no es una respuesta. Verá, lo que estamos preguntando es qué justifica el que procedas con la esperanza de que el futuro va a ser como el pasado. Cuando dicen, “Bueno, siempre ha sido así en el pasado”, no es más que una petición de principio. Queremos saber en base a qué en su visión del mundo, es posible esta uniformidad de la naturaleza y las leyes de la ciencia.

Tercero, hablamos de las leyes de la moral. El dijo que tenían una moralidad, el estándar utilitario de qué es lo que trae mayor felicidad al mayor número de personas. Bueno, eso no justifica su utilitarismo, solo el hecho de anunciarlo. El ha anunciado que es un estándar, pero por que, en un universo ateo, deberíamos de vivir conforme a ese estándar. Al Marqués de Sade le divertía torturar a mujeres. Ahora, por qué el ha de dejar de torturar a mujeres, para llevarles mayor felicidad a aquellas mujeres que esta torturando.

Ahora, yo tengo una respuesta para eso. No es una que guste al Dr. Stein, y a lo mejor no es una que a usted le guste, pero al menos yo puedo empezar a nivel filosófico a tratar con ello. Yo tengo una respuesta, un absoluto universal sobre la moralidad. El Dr. Stein no la tiene. El simplemente ha anunciado, ha estipulado un estándar. Y si la moralidad puede ser estipulada, entonces, por supuesto, el Marqués de Sade puede estipular la suya como el Dr. Stein ha estipulado la suya.

¿Por qué habría de alimentar al pobre? El dice que quiere hacerlo. Se lo concedo. Mi argumento nunca ha sido que los ateos son las peores personas del mundo. Ese no es el tema. Algunos cristianos puedes ser bastante malos también. Pero, por qué yo puedo llamar a ateos o cristianos malos cuando actúan de la manera en que estamos pensando. Porque yo tengo estándares absolutos de moralidad para poder juzgar. El Dr. Stein, no.

Así pues, desde un punto de vista transcendental, la visión atea no puede responder por el debate de esta noche, porque este debate ha asumido que vamos a usar las leyes de la lógica como estándar de razonamiento o de lo contrario, seriamos irracionales; que vamos a usar leyes de la ciencia, que vamos a ser hombres inteligentes, que vamos a sumir inducción, y causalidad y todas aquellas cosas que hacen los científicos. Se asume en el sentido moral, que no vamos a ser deshonestos e intentar mentir o simplemente tratar de confundirles.

Si no existen leyes de la moral, entonces simplemente sacaría una pistola ahora mismo y… diría; “Bien, Dr. Stein, alégreme el día… ¿hay Dios o no?”. Verán, si él dice, “Oh, no, no me puede usted matar porque sí que existen las leyes morales”, entonces, desde luego que me ha alegrado el día, porque habría ganado el debate. Eso muestra que algo en el universo ateo no es correcto. Pero si dice, “Oh, no, no existen estándares absolutos, todo son convenciones y estipulaciones…”, entonces, simplemente dispararía y ganaría el debate de cualquier modo. Solo que, ustedes no esperan que yo gane el debate de esa manera. Absolutamente no. Ustedes vinieron aquí esperando un intercambio racional. Yo no creo que hayamos oído mucho de eso del Dr. Stein.

Se lo he pedido repetidamente, es muy simple. No quiero muchos detalles, solo con que empiece a arañar un poco la superficie, de cómo, en una visión material, naturalista de la vida, del hombre, de su lugar en el mundo…puede usted responder por las leyes de la lógica, las ciencias y la moral

La visión atea del mundo no puede hacer esto, y por ello, me siento justificado para concluir, tal como ya dije en mi exposición de apertura, diciendo que la prueba del Dios cristiano es la imposibilidad del caso contrario. Sin la visión del mundo cristiano, este debate no tendría sentido.

La Biblia nos dice: “El necio dice en su corazón, “No hay Dios”. No malinterpreten eso. Cuando la Biblia dice “el necio”, no está utilizando ofensas. Está intentando de describir al alguien “denso”, en el sentido de que no utilizará la razón en el sentido que Dios se la otorgó (alguien rebelde y duro de corazón). Es el necio el que dice en su corazón que no hay Dios.

Pablo nos dice en Corintios I, capitulo primero, “Dios ha hecho tonta a la sabiduría de este mundo”. Luego dice retóricamente, ¿Dónde están los sabios? ¿Dónde está el polemista de este siglo?¿No ha hecho Dios necia a la sabiduría de este mundo?. En un sentido, lo que Pablo esta diciéndonos, si puedo amplificar el sentido o leer entre líneas, es que toda la historia de la filosofía es un argumento de la existencia de Dios. Toda la historia de la filosofía es un argumento de la existencia de Dios dado la imposibilidad de lo contrario.

Alguien que quiera decir algo contrario a lo que la Biblia dice sobre Dios, que se levante y responda estas preguntas. Que demuestre que en su corazón puede decir que no hay Dios, pero no puede vivir como si no lo hubiera. No puede razonar como si no lo hubiera. En Romanos, capitulo primero, Pablo dice que Dios se da a conocer continuamente y persuasivamente al hombre, de modo que el hombre no tiene excusa para su rechazo sobre la existencia del Dios cristiano. Eso no quiere decir que todos los hombres procesen la fe de este Dios. No todos los tomaran como su Padre celestial. No todos se someterán a Él. Algunos continúan rebelandose. Algunos siguen elaborando sus tontas misiones y racionalizaciones sobre porque no tienen que creer en Dios.

Eso es lo que enseña la Biblia. Yo no he venido aquí y me lo he inventado. No he venido aquí para decir, “si no estáis de acuerdo con esto, simplemente estáis siendo rebeldes”. Eso es lo que dice la Biblia. Lo que quiero que hagáis esta noche es ir a casa y consideren si no hay algo aquí sobre lo que pensar. Cómo es que algunas personas continúan usando leyes de la lógica, la moralidad y la ciencia y aun así tienen una visión del mundo que choca directamente con ello. Y aún entonces, no harán nada para resolver esa contradicción.

El Dr. Stein se ha referido esta noche a mi disertación doctoral sobre el autoengaño. Se preguntaba cuán relevante podría ser. Bien, es bastante relevante, porque lo que hago en esa disertación doctoral es mostrar cómo hay gente que sabe la verdad, y aun así, se esfuerzan para convencerse a sí mismos de que no es la verdad.

Ahora bien, claro que los ateos creen que eso es lo que hacen los cristianos. Reconozco eso y que tenemos que argumentar sobre la evidencia a favor y en contra del autoengaño. La idea que quiero dejaros esta noche es el hecho de que el autoengaño es un fenómeno real. Ocurre. La gente puede conocer una verdad, y aun asi, poner un gran esfuerzo para racionalizar la evidencia, como dice Pablo,

“Suprimir la verdad con la falta de rectitud”, para poder convencerse de que no hay Dios.

Bien, puede que deseen optar esta noche entre la visión cristiana del mundo y la atea. No hemos tocado todos los temas que tal vez les hubiera gustado, sin embargo, a groso modo, hemos tratado un tema muy importante. Si usted desea ser un hombre racional, un hombre moral, un hombre de ciencia, ¿Puede hacerlo en un universo ateo? Yo le digo que no puede.

7 comentarios:

  1. El argumento de Dr Stein se desmorono. Dice que la cuestión del por qué el hombre es moral, es una cuestión de consenso. Fue un consenso para Hitler matar a millones de Judíos, fue un consenso para la Inquisición quemar a quienes llamaban “herejes”. ¿Pero qué importa esto en un Universo ateo? ¿No se supone que sólo somos materia en movimiento? Tal vez más ruidosa que otra, pero solo materia en movimiento.
    El ateo es moral, científico, lógico, pero no puede explicar porque es moral, científico y lógico. Conceptos que toma prestados de la cosmovisión cristiana

    ResponderEliminar
  2. El cristianismo propone la moralidad objetiva. Esto puede sonar borchonoso a oídos relativistas. Pero así fuimos diseñados. Nadie es relativiste en custiones de ingenieria o tecnología.

    ResponderEliminar
  3. También me agrada que en la cuestión del procedimeito cientifico, el Dr Bahnsen
    La ciencia comete la falacia inductiva
    http://ichanged.blogspot.com/2007/07/3-la-falacia-inductiva.html.
    La inducción es el intento de derivar una ley general a partir de instancias particulares. La ciencia es necesariamente inductiva. Por ejemplo, si un científico está estudiando cuervos, él pudiera observar 999 cuervos y encontrar que todos son negros. Pero, ¿podrá en algún momento aseverar que todos los cuervos son negros? No; el siguiente cuervo que observe pudiera ser un albino. Uno jamás puede observar a todos los cuervos: pasado, presente y futuro. Las proposiciones universales jamás pueden ser obtenidas por observación. Por tanto, la ciencia jamás puede proveer enunciados verdaderos.

    ResponderEliminar
  4. Sí, precisamente aquellos que son materialistas y relativistas se rasgan luego las vestiduras diciendo que la religion es una inmoralidad. Claro, uno se pregunta....¿En base a qué estarán juzgando?

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo. A poco que se profundice en la visión atea, se puede ver su incoherencia.

    ResponderEliminar
  6. Completamente de acuerdo. Por ejemplo, los cientificos te dirian que los ordenadores funcionan porque si no se qué de los microchips, los electrones y zarandajas como estas, basadas en palabrería y en cosas que nadie ve. Yo encuentro más lógico pensar que es Dios y la divina providencia la que hace que funcionen, como una especie de milagro continuo. ¿Como podrían todos esos ingenieros ateos demostrarme lo contrario?

    ResponderEliminar
  7. Tu ironía te ha metido en un jardín.... Es absurdo pensar que la divina providencia haga funcionar los ordenadores, porque existen observaciones comprobables de que son los humanos quienes los diseñan y programan. A mí no se me ocurre pensar que se deban a la todopoderosa chachipiruli evolución que todo lo puede.....A propósito de diseño.... buen ejemplo para argumentar que un Cosmos ( que no un Caos), ha de provenir de algún tipo de diseño también.¿no?

    ResponderEliminar