26 sept. 2010

Debate sobre la historicidad de la resurrección de Jesús. Recorte I.

 

Is There Historical Evidence for the Resurrection of Jesus?
A Debate between William Lane Craig and Bart D. Ehrman

¿Hay evidencia histórica a favor de la resurrección de Jesús?

Un debate entre William Lane Craig y Bart D. Ehrman

 

 

Ehrman: Qué tipo de evidencias buscan los académicos cuando tratan de establecer probabilidades de hechos en el pasado? Bien, el mejor tipo de evidencia, desde luego, consiste en relatos contemporáneos, de aquellas personas que estaban cercanas al tiempo de los hechos. En última instancia, si no dispones de una fuente que se remonte a la época en cuestión, entonces no tienes una fuente fiable. Hay solo dos tipos de fuentes de información sobre sucesos del pasado: O bien son historias que ocurrieron basadas en relatos de testigos presenciales, o bien son historias inventadas. Esos son los únicos dos tipos de historias que tenemos de épocas pasadas, o cosas que ocurrieron o que fueron inventadas. Para determinar que hechos ocurrieron, quieres relatos contemporáneos, cosas cercanas al tiempo de los hechos mismos, y ayuda tener muchos relatos, mientras más, mejor. Querrías muchos relatos contemporáneos, y querrías esos relatos independientes unos de otros. No querrías relatos diferentes que hubieran colaborado unos con otros, quieres relatos que sean atestiguados de modo independiente. Más aún, aunque quieras relatos que sean independientes unos de otros, que no hayan sido colaboraciones mutuas, quieres relatos que se corroboren unos a otros, relatos que sean consistentes en lo que manifiesten sobre un tema. Es más, finalmente, querrías fuentes no sesgadas sobre el tema, querrías relatos desinteresados. Y quieres muchos de ellos, independientes unos de otros, y aun así, consistentes unos con otros. . ¿Qué tenemos con los evangelios del Nuevo Testamento? Bien, desafortunadamente no estamos tan bien como nos gustaría…

WLC: El dice que hay una especie de “lista deseable” de puntos que serian importantes para considerar las fuentes históricas y que los evangelios no son tan buenas fuentes como nos gustaría. Déjenme solo decir que esta “lista deseable” es tan idealista, que prácticamente resulta irrelevante en el trabajo práctico de un historiador. El único propósito al que sirve, es al psicológico de poner el listón tan irrealistamente alto que los evangelios resultan limitados al compararlo. Sin embargo y de hecho, ninguna fuente referida a historia antigua puede medirse con esta “lista deseable”, y los documentos del Nuevo Testamento, creo que cumplen 4 de los 6 puntos de su lista sin problemas, y los otros dos puntos, parcialmente. Así que, la pregunta no es, ¿Son tan buenos los evangelios como nos gustaría?, sino, ¿son lo suficientemente buenos como para establecer esos 4 hechos? Y ciertamente, o son.

Ehrman: En primer lugar, Bill hace un uso dudoso de las autoridades modernas. El cita constantemente a los académicos modernos como si de alguna manera, ello constituyera evidencia sobre su punto de vista. Como Bill sabe muy bien, el hecho de que la mayoría de los académicos del Nuevo Testamento estén de acuerdo en estos 4 puntos, no es prueba de que sea correcto. De entrada, la mayoría de los académicos del Nuevo Testamento son creyentes en el Nuevo Testamento, es decir, que están teológicamente comprometidos con el texto, así que, claro que están de acuerdo en estos puntos. Debería hacer notar, que la mayoría de los historiadores no están de acuerdo con las conclusiones de Bill. ¿Eso convierte en erróneas sus conclusiones? No, simplemente significa que sus conclusiones no persuaden a la mayoría de los historiadores. Habiendo dicho esto, estoy sorprendido por la algunas de las así llamadas “autoridades” que Bill cita, pues lo cierto es que la mayoría de los académicos críticos que estudian al Jesús histórico hoy, no están de acuerdo con sus conclusiones de que un historiador pueda demostrar que el cuerpo de Jesús emergió físicamente de la tumba. Bill puede encontrar el hecho sorprendente, pero ello sería debido al contexto en el que él trabaja, un seminario evangélico conservador. En ese entorno, lo que él propone es lo que todos creen, y es llamativo que incluso algunas de las autoridades de su propio entorno, no están de acuerdo. El cita un número de académicos que considero amigos y conocidos, y puedo deciros que no están de acuerdo con su punto de vista. ¿Le convierte eso es alguien equivocado?, No, simplemente significa que su impresionante recuento de opiniones expertas es sesgada, desequilibrada y falla en representar la realidad, que es que Bill representa la opinión de la minoría

WLC: En ese último discurso creo que hemos escuchado una gran cantidad de bravatas, pero había, pienso, una marcada ausencia de sustancia. Déjenme volver primero a mi primera afirmación sobre los 4 hechos: El entierro, la tumba vacía, las apariciones y el origen de la fe cristiana.

Ahora , el Dr. Ehrman dice que hago un uso dudoso de las autoridades modernas. Estoy de acuerdo en que citar autoridades modernas no prueba nada por sí mismo. Es por ello por lo que di argumentos bajo cada uno de los puntos. El tiene que hacer frente a mis argumentos. El dice que yo represento a una minoría. No en lo tocante a esos 4 hechos!! Ya dije que era discutible si la resurrección era o no la mejor explicación para estos hechos, pero puedo ofrecer los nombres, la evidencia, de personas que se adhieren a la veracidad de esos 4 hechos. Ello representa el pensamiento central de los académicos del Nuevo Testamento. Y en la medida, en la que el Dr. Ehrman ahora elige negar el entierro, la tumba vacía, las apariciones… el está con la minoría entonces de académicos del Nuevo Testamento en lo relativo a estos hechos.

Ehrman: Segundo, Bill hace un uso dudoso de las fuentes antiguas. Bill cita al apóstol Pablo, solo para elegir un ejemplo que indique que ya quedó constatado que 5 años después de la muerte de Jesús, el entierro por parte de José de Arimatea. Pablo no escribió 5 años después del entierro, el escribió 25 años después, y nunca menciona a José de Arimatea. José de Arimatea no se menciona hasta que llegas al evangelio de Marcos, 35-40 años después de los hechos. Cuando Pablo indica que Jesús fue enterrado, puede que quiera decir que fue enterrado en una fosa común, lo cual es lo que frecuentemente sucedía con los criminales crucificados. Paul dijo, “lo enterraron”, y puede que simplemente se tratara a que fue arrojado a una fosa común. Debería señalar, que en algunos de los escritos de Bill, el cita muchos de mis escritos, tomándolos fuera de contexto, como mostraré en unos minutos, porque en lo que está diciendo de que he cambiado mi opinión, no estoy de acuerdo. Pero en sus propios escritos, el indica que Marcos tiene una narración dispersa de Jesús siendo enterrado, y dado que un relato sin adornos, como el lo llama, tiene mas posibilidades de ser histórica, quiero saber si aun piensa que una tradición poco adornada tiene mas posibilidades de ser histórica. Porque, de ser así, quiero que nos diga si cree que la tradición de San Mateo, con muchos más adornos es no histórica.

WLC: Segundo, el dice que hago un uso dudoso de fuentes antiguas, Por ejemplo, dice que Pablo fue 25 años más tarde, y no tan pronto como yo he afirmado. Pero seguramente el Dr. Ehrman sabe que Pablo, en su carta a los Corintios cita una tradición ancestral cristiana, que el mismo recibió, y que se remonta a 5 años después de la crucifixión. De hecho, D. G. Dunn lo data tan atrás como dentro de los 18 meses tras la muerte de Jesús, así, que nos estamos apoyando aquí en esas tradiciones pre-paulinas y no en la fecha de la carta de Pablo.

También dijo que tal vez Pablo, estaba hablando sobre un enterramiento común. No cuando miras a esa fórmula de 4 líneas en 1 Corintios:15! Es como un guión de los hechos de la muerte de Jesús, el entierro por José de Arimatea, la tumba vacía, y luego las narraciones de las apariciones. Comparado con los hechos de los apóstoles por un lado, y los evangelios por otro, este sumario en 1 Corintios 15, es como un guion, que incluye en la segunda línea, el entierro de José de Arimatea en una tumba.

El Dr. Ehrman también dice: “Es cierto que narrativas poco adornadas, tienen mas probabilidad de ser históricas. Yo le diría que sí, Esto es lo que su propia lista incluida, que mientras mas temprana la fuente, mejor. De un modo similar, mientras menos adornada, mejor su afirmación de una credibilidad histórica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario