6 ene. 2011

Un argumento evolutivo contra el naturalismo V. Plantinga.

 

 

PLANTINGA:

Esa es la primera premisa del argumento: P de “R” dados “N” y “E”, es baja. Y lo próximo que quiero argumentar es esto:… Si aceptamos “N” y “E”, y vemos que esa probabilidad es baja, entonces, tenemos un elemento de rechazo para nuestra creencia en “R”, una razón para abandonar esa creencia, una razón para ponerla en duda, una razón para ser agnóstico respecto a ella. Si “R” es poco probable dado el modo en que nuestras facultades han llegado a formarse (representado por “N” y “E”), entonces tenemos un motivo para rechazar o negar “R”.

Ok, así que, primero, P de “R” dados “N” y “E” es o bien baja o bien inescrutable, segundo, si aceptamos “N” y “E” es baja, dejaré aparte la idea de inescrutable….

Ahora, el siguiente trozo que viene, sección 1, “La duda desarrollada de nuevo”, voy a omitir esa parte debido al factor tiempo, … OK, así que la probabilidad de “R” dados “N” y “E” es baja, y si aceptamos “N” y “E” tenemos un elemento de rechazo para “R”.

Ahora, quiero dar un par de analogías para apoyar esa segunda sugerencia, de que si vemos que la probabilidad de “R” dados “N” y “E” es baja, entonces, tenemos un elemento de rechazo para “R”, y he aquí la primera analogía:

Freud, al pensar en la creencia en Dios, hizo famosa la frase de que la creencia en Dios es un tema de cumplimiento de un deseo. El dice que nosotros, los seres humanos nos encontramos de pronto en este frio y cruel mundo que no piensa ni siente, la naturaleza demanda de nosotros sufrimiento, dolor, ansiedad, y al final dice Freud, demanda nuestra muerte, y al mirar a la cara a esta situación la encontramos totalmente depresiva, nos hundimos en la apatía, y no somos capaces de llevar el tema apropiadamente, puede que de hecho no seamos capaces de funcionar en absoluto, y podríamos de hecho caer en la apatía y morir. Así que, dice Freud, lo que ocurre en realidad es que, a nivel subconsciente, y es importante que para Freud, todo lo importante ocurre en el nivel inconsciente…, subconscientemente proyectamos a un Padre Celestial del que decimos ha creado el mundo y que tiene el poder y nos ama. De ahí es de donde viene el teísmo y de ahí que haya tanta gente que cree en Dios. Bien, supongamos que leo a Freud con un marco muy receptivo de mente, y digamos, que tras unos 3 Martinis, me encuentro sentado en frente de mi chimenea, leyendo a Freud bebiendo Martinis…, y de pronto me parece que sí, en efecto Freud lleva razón, soy un creyente en Dios pero ahora veo que el creer en Dios no es más que un tema de pretender cumplir un deseo, esta producido por esa facultad cognitiva, por ese proceso cognitivo de cumplimiento de deseo.

Bien, entonces en mi opinión, si veo que la probabilidad de que una creencia sea cierta, dado que está producida por el cumplimiento de deseo, es baja, entonces, tengo un elemento de rechazo para esa creencia o cualquiera otra creencia que entienda ha sido producida por ese proceso de cumplimiento de deseo. ¿De acuerdo? Ese es una analogía.

La segunda analogía, es el punto C. de la hoja, sobre el demonio maligno Cartesiano… Como muchos de ustedes saben, Descartes estuvo pensando en el hecho de que hay tantos tipos diferentes de opiniones revoloteando por el mundo que es realmente difícil saber qué pensar, así que, finalmente se dijo, “voy a resolver esto…” ¿De qué puedo estar realmente seguro? Y luego, una vez que resuelva de qué puedo estar seguro del todo, quizás pueda partiendo de ahí, seguir con otras creencias. Así que intenta varias posibilidades, ¿Puedo tomar por cierto que hay una mano en frente de mi cara? No, Es posible que esté profundamente dormido echado en la cama y no tenga una mano en frente de mi cara, … a menudo me solía ocurrir que soñaba con que estaba dando un paseo cuando de hecho estaba echado en mi cama todo el tiempo… ¿De qué puedo estar seguro realmente? El intenta varias cosas, y finalmente llega a las matemáticas y dice, bueno, al menos puedo estar seguro de que, digamos, dos mas uno son tres, verdades matemáticas elementales, luego, lo piensa por un momento, y deja caer la cabeza y dice, “no, ni siquiera puedo estar seguro de eso”, porque pudiera ser que hubiera sido creado por un demonio maléfico, o un genio maléfico, dice, un demonio maléfico que se complace en crear criaturas que creen ser señores del universo, cuando en realidad sus creencias son todas falsas, incluyendo sus creencias aritméticas. ¿No podría darse ese caso? Ok… ahora supón…que estoy pensando sobre este tema de nuevo, estoy sentado frente a mi chimenea, bebiendo Martinis, y una vez más, con un marco mental de lo más receptivo, me digo, sí, realmente sí que podría existir tal genio diabólico, de hecho, incluso creo que mi amigo Sam fue creado por tal genio diabólico, … bien, entonces, tengo un elemento de rechazo para cada creencia que Sam tenga, es decir, no aceptaré ninguna creencia que tenga Sam, a menos que se trate de una en la que yo tenga razones independientes para aceptarla, pero no aceptaré ninguna creencia solo porque él lo diga. Supongamos que voy mas allá, me tomo otro Martini y pienso, Vale, imagino que incluso yo he sido creado por ese genio maligno, y entonces, tengo un elemento de rechazo para “R” en mi caso. Además pienso que es poco probable que mis facultades cognitivas sean fiables, dado que yo fui creado por tal demonio. OK, bueno, ese es otro ejemplo sobre la misma cosa.

Vayamos ahora por el argumento: Quiero presentar que es irracional creer en “N” y “E” y aquí está el argumento: La probabilidad de “R” dados “N” y “E” es baja, y dejo fuera la parte de “inescrutable” por ahora. Si aceptas “N” y “E”, entonces, tienes un elemento de rechazo para “R”, que es lo que he estado argumentando, (si aceptas “N” y “E”, y ves que esta probabilidad es baja, entonces tienes un elemento de rechazo para “R”), pero si tienes un elemento de rechazo para “R”, lo tienes también para cualquier creencia B que pudieras albergar, de modo que si tienes un elemento de rechazo para “R”, lo tienes también para cualquier creencia que consideres ha sido producida por tus facultades cognitivas, y esos serian todas tus creencias, tendrías un elemento de rechazo para cada una de ellas. Ahora bien, una de tus creencias es precisamente “N” y “E”, así que tienes un elemento de rechazo para ellas. De modo que, aquel que acepta “N” y “E”, y comprueba que la probabilidad de “R” dados “N” y “E”, es baja, tiene un elemento de rechazo para “N” y “E”… aquel que acepta “N” y “E”, tiene un elemento de rechazo para ellos, una razón para dudar o ser agnóstico respecto a ello. Si esta persona no dispone de evidencia independiente, entonces, la respuesta racional seria rechazar la creencia en “N” y “E”. Si no tiene evidencia independiente, “N” y “E” serian autocontradictorias, y por lo tanto, irracional.

Y ahora, un pequeño paso más aquí, uno puede conseguir un elemento de rechazo para el elemento de rechazo, uno puede formar una creencia que es un elemento de rechazo para otra creencia, pero luego tener un elemento de rechazo, para el elemento de rechazo de la creencia rechazada, así que se puedes tener elementos de rechazo para el elemento de rechazo…y también puedes tener, un elemento de rechazo para el elemento de rechazo del elemento de rechazo… y así sucesivamente, después de 3 o 4 repeticiones, pierde totalmente el interés… pero se puede tener un elemento de rechazo del elemento de rechazo. Tal vez, en este caso, la persona que acepta “N” y “E”, podría conseguir un elemento de rechazo para este elemento de rechazo, quizás, por ejemplo, ir al laboratorio cognitivo de MIT y hacer que le hagan pruebas, averiguar si sus facultades son realmente fiables o no, si es que teme que no lo son, y si le dan un certificado de fiabilidad, ¿No tendría entonces un elemento de rechazo para el elemento de rechazo?... bueno, yo no creo que eso pudiera funcionar, porque, al aceptar esto como un elemento de rechazo del elemento de rechazo estaría presuponiendo que sus facultades cognitivas son fiables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario