2 abr. 2011

El Gran Debate. Segmento I

 

De entre los grandes debates llevados a cabo por ateos y teístas, el llamado “GRAN DEBATE” es un clásico.

En este intercambio llevado a cabo en la Universidad de California (Irvine) en 1985 entre el Dr. Bahnsen y el DR. Stein, el teísta Bahnsen expone lo que él llama el “argumento trascendental de la existencia de Dios”. Desde el punto de vista intelectual y filosófico, el debate muestra lo complicado de negar la existencia de Dios y lo rigurosa que es en realidad la postura teísta. En lugar de apoyarse en evidencias de carácter histórico o científico a favor de la existencia de Dios, Bahnsen metodológicamente muestra como el Dios cristiano ha de ser supuesto previamente para poder dar sentido a todo lo demás.

El esquema del debate es el siguiente:

 

SEGMENTO I

Exposición inicial Bahnsen

Exposición inicial Stein

Preguntas cruzadas: Bahnsen pregunta a Stein

Preguntas cruzadas: Stein pregunta a Bahnsen

Replica de Bahnsen

Replica de Stein

SEGMENTO II

Exposición inicial Stein

Exposición inicial Bahnsen

Preguntas cruzadas: Stein pregunta a Bahnsen

Preguntas cruzadas: Bahnsen pregunta a Stein

Replica de Stein

Replica de Bahnsen

SEGMENTO III

Exposición final Stein

Exposición final Bahnsen

SEGMENTO IV

Preguntas del moderador a los dos polemistas

(audio pendiente)

TRANSCRIPCION DEBATE (Segmento I)

 

SEGMENTO 1

I. EXPOSICION DE APERTURA- BAHNSEN

A. Observaciones preliminares sobre la naturaleza del debate.

1. Definiendo términos

El argumento es a favor del teísmo cristiano.

Es necesario al inicio de nuestro debate, definir nuestros términos, siempre es así, y en particular en este caso, quiero dejar claro a qué me refiero cuando uso el término “Dios”.

Quiero especificar que argumento particularmente a favor del teísmo cristiano, como una unidad o sistema de pensamiento, y no a favor de un teísmo en general, y hay razones para ello. Las variadas concepciones sobre una deidad en las religiones del mundo son en la mayoría de los casos, lógicamente incompatibles, sin dejar sensación inequívoca sobre que estoy a favor del teísmo en general, lo que quiera que ese concepto signifique.

No he encontrado que las religiones no cristianas sean filosóficamente defendibles, siendo cada una de ellas internamente incoherentes o menoscabando la razón y la experiencia humana.

Dado que soy cristiano por la gracia de Dios, no puedo, de corazón, defender adecuadamente aquellas religiones con las que no estoy de acuerdo. Mo compromiso es con el Dios Trino y el punto de vista cristiano basado en la revelación de Dios en el Antiguo y el Nuevo Testamento. Así pues, primero, estoy defendiendo el teísmo cristiano.

2. sobre que versa el debate.

Estamos debatiendo sobre sistemas filosóficos, no sobre la gente que se adhiere a ellos o los profesa.

Nuestra preocupación es sobre los meritos objetivos del caso que se puede presentar a favor del teísmo o del teísmo cristiano, no está relacionado con temas subjetivos o personales.

La personalidad de aquellos individuos que se adhieren a los distintos sistemas de pensamiento no es relevante a la verdad o falsedad de las afirmaciones hechas por esos sistemas. Ateos y cristianos pueden de igual modo encontrarse emocionales, ignorantes, intolerantes y groseros en sus planteamientos,

Afirmaciones subjetivas sobre experiencias de satisfacción interior o paz- afirmaciones estas hechas tanto por cristianos como por ateos en sus escritos- o afirmaciones sobre la superioridad del cristianismo o del ateísmo.

Por ejemplo, alguna literatura atea sugiere que una mayor salud mental se deriva de la independencia de la perspectiva atea. Este tipo de cosas, son siempre sujeto de explicaciones e interpretaciones conflictivas, siendo, en mi opinión, más autobiográficas que efectivas para aportarnos alguna verdad segura sobre el sistema que se está considerando.

El tema no es si profesar el ateísmo o el cristianismo ha hecho alguna vez algo indeseable o moralmente inaceptable. Uno solo necesita pensar respectivamente en la implicación del ateísmo en el reino del terror de la revolución francesa y del cristianismo en la Inquisición española. La cuestión no es si los adeptos a estos sistemas han vivido vidas impecables, sino si el ateísmo o el cristianismo como sistemas filosóficos son objetivamente ciertos. Y así pues, estaré defendiendo el teísmo cristiano, y lo estaré defendiendo como un sistema filosófico.

B. Una concesión al área de experiencia de Stein.

Mi última observación introductoria, sería algo así como reconocer a mi oponente la razón en todo lo concerniente al control de la maduración ovárica en las ballenas de Japón, el objeto de su disertación doctoral en el estado de Ohio en 1974. El Dr. Stein es un hombre de inteligencia, y esto no es una cuestión en este debate. No pretenderé sostener mi opinión en una discusión con él sobre los detalles empíricos de este estrecho dominio de las ciencias naturales especializadas.

Sin embargo, nuestro tema esta noche es realmente muy diferente, instando a una reflexión inteligente sobre temas de carácter filosófico o teológico. Por algún motivo, el Dr. Stein en la última década, ha abandonado su campo de especialización y entregado su vida en una campaña a favor del ateísmo. Cualquiera que sea su percepción de la razón para ello, no creo que sea a causa de ningún caso filosófico genuinamente convincente que pudiera hacerse a favor de la visión del mundo atea. Y es por este tema, que ahora vuelvo al debate de esta noche.

C. Apertura del caso a favor de la existencia de Dios

Mi apertura del caso a favor de la existencia de Dios, cubrirá 3 áreas de pensamiento: la naturaleza de la evidencia, el conflicto presuposicional de visiones del mundo, y el argumento trascendental a favor de la existencia de Dios.

1. La naturaleza de la evidencia.

¿Cómo podría ser racionalmente resuelta la diferencia de opinión entre el teísta y el ateo? Lo que el Dr. Stein ha escrito indica que, como muchos ateos, no ha reflexionado lo suficiente sobre este tema. El escribe, y cito: La cuestión de la existencia de Dios es una cuestión objetiva, y debiera ser respondida del mismo modo que otras preguntas objetivas. La suposición de que todas las afirmaciones de existencia son cuestiones objetivas, la suposición de que todas estas son respondidas del mismo modo, no es solo sobre-simplificado y engañosa, sino que es simplemente errónea. La existencia, objetividad o realidad de los diferentes tipos de cosas no se establece o des-confirma del mismo modo en cada caso.

Podríamos preguntar, “¿Hay una caja de galletas en la despensa?” Y sabemos lo que haríamos para responder esa pregunta. Pero eso está muy muy lejos de la forma en que avanzamos para responder preguntas que determinen la realidad de, digamos, la presión barométrica, los quásares, la atracción gravitacional, la elasticidad, la radioactividad, las leyes naturales, los nombres, la gramática, los números, y el universo mismo en el que te encuentras, eventos del pasado, categorías, contingencias futuras, leyes del pensamiento, obligaciones políticas, identidad del individuo a través del tiempo, la causalidad, recuerdos, sueños o incluso el amor o la belleza. En tales casos, uno no hace algo como caminar hasta la despensa y buscar las galletas. Hay miles de preguntas sobre existencia u objetivas, y no son todas resueltas del mismo modo en cada caso.

Solo piense en las diferencias en la argumentación y en los tipos de evidencias usados por biólogos, gramáticos, físicos, matemáticos, abogados, magos, mecánicos, comerciantes y artistas. Según esto debería ser obvio que los tipos de evidencia que uno busca para determinar la existencia o afirmaciones objetivas, vendrán determinados por el cambo de discusión y especialmente, por la naturaleza metafísica de la entidad mencionada en la afirmación bajo cuestionamiento.

El comentario del Dr. Stein sobre que la cuestión de la existencia de Dios se responde del mismo modo que cualquier otra cuestión objetiva, erróneamente reduce la cuestión teísta al mismo nivel que de la caja de galletas en la despensa, que en adelante llamaremos , “la falacia de las galletas en la despensa.”

2. el conflicto pre-suposicional de visiones del mundo

El Dr. Stein ha escrito sobre la naturaleza de la evidencia en el debate teísta, y lo que ha dicho, apunta hacia un segundo error filosófico de significante proporción.

De pasada, notaremos lo poco claro que es por cierto, cuando habla de la evidencia que debe ser utilizada, describiéndola de diversas maneras, como “lógica”, “hechos”, o “razón”. Cada uno de estos términos es susceptible a toda una serie de sentidos diferentes, y no solo en filosofía, sino especialmente en su uso ordinario, dependiendo de quién esté usando los términos.

Entiendo que desea juzgar la hipótesis por sentido común- mediante pruebas de coherencia lógica y observaciones empíricas. El problema surge cuando el Dr. Stein insiste en otro lugar en que cada afirmación hecha por alguien debe ser tratada como una hipótesis que debe probarse por tales evidencias antes de ser aceptada. “No debe haber nada-dice, que huela a petición de principio o razonamiento circular”

Esto, creo, es un pensamiento simplista y de nuevo engañoso, lo que podríamos denominar “la falacia de la fingida neutralidad”. Se puede ver esto considerando la siguiente cita del Dr. Stein: “El uso de la lógica o la razón es la única forma válida para examinar la verdad o falsedad de cualquier afirmación que pretenda ser objetiva”.

Uno no debe al final preguntar al Dr. Stein cómo prueba esa misma afirmación, es decir, ¿cómo prueba que la lógica o la razón es la única forma de probar afirmaciones objetivas? El se encuentra ahora en los cuernos de un dilema epistemológico real. Si dice que la afirmación es cierta por razón y lógica, entonces está haciendo un razonamiento circular, realizando una petición de principio, lo cual el (supuestamente) prohíbe. Si dice que la afirmación se prueba de alguna otra manera, entones esta refutando la afirmación en sí misma, de que la lógica o la razón son las únicas formas de probar las cosas.

Ahora bien, mi idea no es criticar el compromiso del Dr. Stein con la lógica y la razón, sino observar que de hecho tiene la naturaleza de un compromiso previo o una presuposición. No es algo que él haya probado por experiencia empírica o lógica, sino mas bien es aquello por lo cual el procede a probar todo lo más. El no es presuposicionalmente neutral en su enfoque sobre las cuestiones objetivas y las controversias. No evita la petición de principio en lugar de probar, en lo que podríamos llamar “variedad de jardín”, modo ordinario.

Ahora bien, esta tendencia a la petición de principio es abiertamente expuesta por el Dr. Stein cuando el tema se convierte en la existencia de Dios, porque exige que el teísta le presente evidencias a favor de la existencia de Dios. Bien, pues teístas como yo, con sumo gusto y de buena gana lo haremos. Tenemos la evidencia del orden creado mismo, testificando a favor de una sabiduría, poder, plan y gloria de Dios. Uno no debería perderse el testimonio del sistema solar, la persuasión del mar, la asombrosa complejidad del cuerpo humano. Tenemos la evidencia de la historia. La liberación de Dios a su pueblo, los milagros en la noche de Pascua y en el Mar Rojo, las visiones de Isaías, La gloria Shekinah que llenó el templo, el nacimiento virginal de Jesús, sus poderosos milagros, su resurrección de entre los muertos. Está la evidencia de la revelación especial, la maravilla de la Biblia como palabra de Dios, insuperada en su coherencia a través del tiempo, en su exactitud histórica y su poder de renovación de vida.

En resumen, no hay escasez de indicadores empíricos o evidencias de la existencia de Dios, desde las miles de estrellas de los cielos hasta los 50 testigos de la resurrección de Cristo. Sin embargo el Dr. Stein se opone a la posibilidad misma de que ninguna de estas evidencias empíricas cuente como prueba para la existencia de Dios. El escribe: Las explicaciones sobrenaturales no son permitidas en ciencia. El teísta difícilmente puede documentar sus afirmaciones a favor de la existencia de lo sobrenatural si en efecto se le prohíbe evocar o sobrenatural como parte de su explicación. Por supuesto que esto es enteramente justo, pues sería petición de principio utilizar lo que ha de ser probado como parte de la explicación”.

De antemano, ¿ves?, el Dr. Stein esta comprometido con no permitir ninguna interpretación teísta de la naturaleza, historia o experiencia. Lo que parece pasar por alto es que esto es mas una petición de principio por su parte que lo es de la parte del teísta que apela a tales evidencias. El no ha probado en absoluto por observación empírica y lógica su compromiso previo con el naturalismo. El lo ha asumido de antemano, aceptando y rechazando todas las afirmaciones objetivas en función de ese supuesto de control no probado.

Ahora bien, el teísta hace lo mismo, no me malinterpreten. Cuando ciertas evidencias empíricas son presentadas como refutación probable a la existencia de Dios, el teísta reglamenta sus compromisos en base a sus presuposiciones también. Igual que el naturalista insiste en que Cristo no puede haber resucitado de entre los muertos, del mismo modo los sobrenaturalistas insisten en que las supuestas discrepancias en la Biblia tienen una explicación - algunas de ellas aun por ser descubiertas, quizás – y que el mal en este mundo esta respaldado por una razón suficiente conocida al menos por Dios. Ambos tienen unos supuestos previos que los gobiernan por los cuales interpretan los hechos de la experiencia, así como todos los sistemas filosóficos y todas las visiones del mundo lo hacen.

En el nivel mas fundamental del pensamiento y creencias de todo el mundo, hay unas convicciones primarias sobre la realidad, el hombre, el mundo, el conocimientos, la verdad, e comportamiento, y este tipo de cosas. Convicciones sobre las cuales toda la demás experiencia queda organizada, interpretada y aplicada. El Dr Stein tiene tales suposiciones previas y yo también, y también todos vosotros. Y son estas suposiciones previas lo que determina lo que aceptamos como razonamiento ordinario y evidencia, pues son asumidos en todo nuestro razonamiento, incluso sobre el razonamiento mismo.

3. La prueba trascendental de la evidencia de Dios.

¿Cómo debiera ser racionalmente resuelta esta diferencia de opinión entre el ateo y el teista?. Esa era mi pregunta inicial. Hemos visto dos de los errores del Dr. Stein sobre ello: la falacia de las galletas en la despensa, y la falacia de la fingida neutralidad. En el proceso de su discusión, hemos observado que la creencia en la existencia de Dios no se prueba de ningún modo regular como otras afirmaciones objetivas. Y la razón de ello es, metafísicamente, debido al carácter no natural de Dios, y epistemológicamente, debido al compromiso de carácter pre-suposicional a favor o en contra de su existencia.

Las discusiones sobre pre-suposiciones contradictorias entre visiones del mundo, por ello, deben resolverse de un modo diferente, si bien racionalmente, a los conflictos sobre afirmaciones de existencias objetivas dentro de una misma visión del mundo o sistema de pensamiento.

Cuando observamos las diferentes visiones del mundo que tienen ateos y teístas, yo sugiero que podemos probar la existencia de Dios a partir de la imposibilidad del contrario. La prueba transcendental de la existencia de Dios es que sin Él es imposible probar nada. La visión del mundo del ateo es irracional y no puede proporcionar de un modo consistente, las condiciones previas para una experiencia inteligible, ciencia, lógica o moralidad. La visión del mundo atea no puede permitir las leyes de la lógica, la uniformidad de la naturaleza, la habilidad de la mente para comprender el mundo, y los absolutos morales. Y en ese sentido, la visión del mundo del ateo no podría responder por nuestro debate de esta noche.

II. EXPOSICION DE APERTURA-STEIN

A. Observaciones preliminares

Concederé al Dr. Bahnsen su pericia en “la resolución condicional de la aparente paradoja del autoengaño”, que fue su tesis doctoral. No sé qué tan relevante puede ser eso para nuestra discusión de esta noche comparada con la mía, probablemente nada. Pero me gustaría agradecer al Dr. Bahnsen por mostrarnos que realmente no entiende mucho del ateísmo. Voy a tratar de corregirle.

Es una cuestión importante la que discutimos, quizás la más importante en el campo de la religión, porque si Dios no existe entonces la Biblia no es la palabra de Dios. Jesús no podría ser el Mesías, y el cristianismo no sería cierto, igual que ninguna otra religión. De modo que estamos tratando aquí con un asunto muy importante.

El Dr. Bahnsen me repitió que la existencia de Dios es una cuestión objetiva. No creo que discutamos eso. Creo que él ha malinterpretado lo que dije, cuando afirmé que resolvemos las cuestiones objetivas del mismo modo. No quise decir exactamente del mismo modo, quise decir, con el uso de la razón, la lógica y la evidencia. Y eso es lo que mantengo.

B. Definiciones.

1. Ateísmo

Antes que nada, dejemos claro lo que es el ateísmo, y lo que no es. Creo que este ha sido un tema muy comúnmente malinterpretado. Los ateos no dicen que pueden probar que no existe Dios, mas bien un ateo dice que ha examinado las pruebas ofrecidas por los teístas, y las encuentra inadecuadas.

Ahora bien, si yo dijera que este caballero sentando enfrente podría volar solo con agitar sus brazos, estaría haciendo una afirmación bastante inusual. Y sería cosa mía o suya, demostrar que puede volar. Si no puede demostrarlo, entonces, no creemos que pueda volar. Ahora, si él no nos lo demuestra ahora mismo, no quiere decir que no pueda volar, solo significa que no puede volar ahora mismo…. Así pues, no negamos que pueda volar porque no pueda demostrarlo ahora mismo, pero, como ven, el no ha probado su caso, y por ello, no creemos que pueda volar hasta que lo pruebe.

Y esto es lo que dicen los ateos sobre la existencia de Dios. Dice que el caso no está probado, no que está desaprobado. Por ello, un ateo es realmente alguien que no tiene creencia en Dios, o que no cree en un Dios. No es alguien que niega la existencia de Dios o que dice que no existe, o que pueda probar que no exista.

2. Dios

Bien, creo que me gustaría definir a Dios también. No estoy seguro de que me guste su definición. No me voy a limitar solo al Dios cristiano, me voy a limitar a todos los tipos de dioses. Voy a usar la definición que el padre Boppleston y Bertrand Russel acordaron en sus debates. Esta es la definición que ambas partes acordaron, así que creo que debe ser adecuada, si no estupenda. Y esta es la definición “Un ser Supremo personal, distinto al mundo y creador del mundo”

Ahora, antes de pedir pruebas de la existencia de Dios, necesitamos una definición satisfactoria, y creo que yo he ofrecido una que encuentro, al menos, satisfactoria. Si el Dr. Bahnsen no está de acuerdo, podemos escuchar una que el proponga. Nada puede ser calificado como evidencia a favor de la existencia de Dios, a menos que tengamos alguna idea de lo que estamos buscando. Es por eso que necesitamos una definición.

3. La carga de la prueba

A través de la historia ha habido 11 tipos de evidencias principales que han sido ofrecidas para la existencia de Dios. En mis visitas a campus, todo tipo de cosas han sido ofrecidas como pruebas, pero todas pueden encajarse dentro de estas once categorías con algunos malabares. Ahora si estas once pruebas no funcionan a nivel lógico o conducen a auto-contradicciones lógicas, entonces, solo podemos decir que la existencia de Dios no está probada, esta no probada, pero no desaprobada, como mencioné antes.

Ahora, si afirmamos que este caballero puede volar agitando sus brazos, como dije, la carga de la prueba está sobre él. Supongamos que hago una afirmación más complicada. Supongamos que digo que mi perro puede hablar con frases completas. Bien, una vez más estoy haciendo una afirmación bastante inusual, y depende de mí mostrar evidencias. Así que, más vale que esté listo para hacerlo o más vale que me prepare para que la gente no crea lo que digo.

Yo querría una demostración de este caballero volando o de mi perro hablando si fuera la persona a la que pidieran que tomara una decisión antes de admitir que tal cosa fuera posible o existiera. ¿Qué tan fácil seria demostrar que este caballero no puede volar o que mi perro no habla con frases completas? Como mencioné antes, uno se mete en un verdadero problema al tratar de demostrar que algo no puede suceder o que algo no existe.

Por ejemplo, si quisiera probar que no existen los unicornios, podría examinar esta habitación y concluir que no hay unicornios en esta habitación, que es un área pequeña. Para probar la inexistencia general de algo como los unicornios, uno tendría que registrar simultáneamente todo el universo. Y entonces, solo podrías decir que ningún unicornio existía en el momento en que inspeccionaste el universo. Pero tal vez estaban allí 5 minutos antes, o tal vez solo buscamos por toda la tierra, y ellos estaban en otro planeta en ese momento. Hay todo tipo de posibilidades. Así pues, no puedes probar que algo no exista. Y esa es la razón, como mencioné antes, por la que la definición de un ateo no es alguien que cree que ha probado que Dios no existe, porque no puede.

C. Las pruebas teístas

Quiero repasar rápidamente algunas de las once pruebas principales. Han sido 900 años de formulación, y en estos 900 años, esto es, básicamente, lo que a la gente se le ha ocurrido.

1. La primera Causa. Argumento Cosmológico.

Todo ha de tener una causa, por ello el universo debe tener una causa, y esa causa era Dios. Dios era la primera causa incausada.

Respuesta: Esto conduce a un dilema lógico real para los teístas, porque si todo debe tener una causa, entonces Dios debe tener una causa. Si Dios tuvo una causa, entonces no puede ser la primera causa incausada. Si no todo necesita una causa, entonces tal vez el universo no necesite una causa. Por lo tanto, hay una traba lógica y la prueba falla.

2. El argumento de diseño o teleológico.

El universo es maravilloso y muestra evidencias de diseño y orden. Estas cosas deben de haber tenido un diseñador que era incluso más maravilloso, y ese diseñador era Dios.

Respuesta: Seguramente, si el mundo está maravillosamente diseñado, y Dios, el diseñador, esta mas maravillosamente diseñado, entonces Dios debe tener un diseñador incluso mas maravilloso que Él. Si Dios no necesitó a un diseñador, entonces, tampoco lo necesitaría algo relativamente menos maravilloso como el universo. Una vez más, esto es una contradicción lógica.

3. El argumento de vida.

La vida no puede originarse por el movimiento aleatorio de los átomos, y aún así, la vida existe. Así pues, la existencia de Dios era necesaria para crear vida.

Respuesta: Básicamente, la vida no se origino del movimiento aleatorio de los átomos y ningún científico diría algo así. Porque hay límites a la composición química y física de los átomos y ellos no se mueven en cualquier modo posible. Los químicos no se combinan de cualquier forma posible. Así pues, cuando uno ve estas probabilidades de un billón contra uno de que haya surgido la vida, es todo papel mojado. No han considerado la posibilidad de que no todas las reacciones puedan ocurrir. Por ello, es posible explicar el origen de la vida sin Dios utilizando el principio de parsimonia, o la navaja de Occam. Creo que entonces nos quedamos con la explicación mas simple, que es una sin Dios. Entraré en más detalles luego.

4. Argumento por teología revelada

La Biblia dice que Dios existe, y la Biblia es la palabra inspirada de Dios, por ello, lo que dice debe ser verdad, y por ello, Dios existe.

Respuesta: Bien, esto es obviamente un argumento circular. Es una petición de principio. Estamos intentando demostrar si Dios existe, por ello, llamar a la Biblia la palabra de Dios no está permitido porque asume la existencia de aquello que se está intentando probar. Así que si la Biblia no es la palabra de Dios, entonces, no podemos darle ningún peso real al hecho de que la Biblia mencione que Dios existe. Por ello, no se convierte en prueba. De hecho, probar a Dios a partir de la Biblia, es empezar la casa por el tejado. Primero uno debe probar a Dios, y luego puedes decir si Dios dicto o inspiró la Biblia. Pero no puedes realmente usar la Biblia, como el Dr. Bahnsen parece querer hacer como evidencia de la existencia de Dios, per se.

5. Argumento por los milagros.

La existencia de milagros requiere la presencia de una fuerza sobrenatural, como Dios. Los milagros ocurren, y por ello, existe una fuerza sobrenatural, o Dios.

Respuesta: De nuevo, esto es una petición de principio, requiere que debas creer en un Dios primero. Luego dices que existen cosas tales como milagros, los cuales son actuaciones de un Dios que crea violaciones de sus propias leyes. Por ello, no es evidencia “per se”, puede servir como evidencia suplementaria_ una vez que se tenga buena evidencia de algún otro modo para la existencia de Dios- puedes usar los milagros como argumento adicional, pero en sí mismo no demuestran la existencia de Dios, porque asume lo que necesita ser probado. Una cita de Thomas Paine sobre los milagros: “Cuando veas que se da cuenta de un milagro por alguien que dice que lo vio, se suscita una cuestión en mente fácilmente respondida. ¿Es más probable que la naturaleza se salga de su curso o que un hombre mienta? Nunca hemos visto en nuestros tiempos que la naturaleza se salga de su curso, pero tenemos buenas razones para creer que se han dicho millones de mentiras en ese mismo tiempo. Por ello, los porcentajes son al menos millones a uno que el que reporta el milagro miente. Creo que esas son buenas probabilidades.

6. Argumento ontológico.

Dios es, por definición, perfecto. Una cualidad necesaria de cualquier objeto perfecto es que existe. Si no existiera, no sería perfecto. Si la perfección requiere existencia, entonces, Dios existe.

Respuesta: Hay un problema con la palabra “existe”. Para que algo sea perfecto, antes que nada debe existir. Si algo no existiera, la palabra “perfecto” no significaría nada. Primero, has de tener existencia, luego posiblemente, puedes tener la perfección. Así pues, de nuevo caminamos hacia atrás. Primero se ha de tener un Dios que exista, y luego, decidir si es perfecto. Si la perfección es una cualidad de un Dios, entonces él puede ser perfecto, pero primero debe existir

7. Argumento moral

Todo el mundo tiene valores morales. La existencia de estos valores no puede ser explicada a menos que fueran implantadas en la gente por Dios. Así pues, Dios existe.

Un problema del ateísmo: Hay maneras más simples de probar el origen de los valores morales sin requerir la existencia de Dios para que los implante en la gente. Además, si los valores morales vinieran de Dios, todo el mundo tendría los mismos valores morales. No es así. Los valores morales de la gente son el resultado de la acomodación que han hecho a sus entornos particulares, y han enseñado a sus hijos como mecanismo de supervivencia.

8. Argumento del deseo.

Sin la existencia de Dios, la gente no tendría razón para vivir o ser bueno. Por ello, debe haber un Dios. La mayoría de la gente cree en Dios, por ello, hay un Dios.

Respuesta: Esto realmente no es una prueba, es solo un deseo. Es como decir que sería agradable tener un Dios (que lo sería), pero eso no tiene nada que ver con el hecho de que exista o no.

9. Argumento de la fe.

La existencia de Dios no puede probarse por el uso de la razón, sino solo con el uso de la fe. El uso de la fe muestra que existe Dios, luego Dios existe.

Respuesta: La razón es una forma probada de obtener información objetiva sobre el universo. No se ha demostrado que la fe produzca información veraz sobre el universo, porque la fe es creer que algo sea así, porque quieres que sea así, sin evidencia adecuada. Por ello, la fe no puede ser utilizada para probar la existencia de algo. Además, está el hecho de que la fe a menudo te da la respuesta opuesta a la que da la razón ante el mismo problema. Esto también demuestra que la fe no proporciona respuestas validas.

10. Argumento de la experiencia religiosa.

Mucha gente afirma tener experiencias personales de encuentros con Dios, así pues, Dios debe existir.

Respuesta: Esta es una difícil de manejar, porque, primero, yo nunca he tenido tal experiencia. Estoy seguro de la gente ha pensado con absoluta honestidad que han tenido esas experiencias, pero, el “sentimiento” de haber encontrado a Dios no puede ser confundido con el hecho de haber encontrado a Dios. Hay una confusión semántica, y también, no podemos usar nuestros sentimientos como si fueran formas validas de obtener información sobre el mundo. Existen sentimientos que poseemos en nuestro interior, pero que no podemos demostrar a otras personas. No pueden ser usados como evidencias. Si todo el mundo tuviera la misma experiencia, como mirar por la habitación y estar todos de acuerdo en que hay un reloj allí, entonces podríamos decir que la visión del reloj es una visión consensuada, si todo estamos de acuerdo en ello. A parte de eso, si usted vio un reloj y nadie mas lo hizo, o si solo dos o 3 personas en la habitación lo vieron, entonces usted tiene un pequeño problema.

11. La apuesta de Pascal

No hay manera en que podamos saber si Dios existe o no, y no hay modo en que podamos descubrirlo. Pero no hay nada que perder por creer en Dios, y por otro lado, hay mucho que perder por no creer en Él, y al final resulta que si hay un Dios cuando mueres.

Respuesta: Esto solo es cierto si, 1) llevas razón respecto a Dios, y 2) has elegido la religión correcta, porque puede que te encuentres el día del juicio final, llevaras razón sobre Dios, pero el dijera “De qué religión eres tú?, y tu dijeras, “Yo era un creyente del islam”, y el te dijera, “Lo siento, el catolicismo es la religión correcta, vas abajo”. Así pues, además, podrías tener un Dios que castiga a gente que ha tenido vidas virtuosas, digamos un ateo que ha sido virtuoso, hizo maravillas en este mundo, pero simplemente no creía en Dios. Si Dios le castiga, entonces tienen un Dios irracional que pudiera igualmente castigar al creyente como al no creyente.

III. EXAMEN CRUZADO

A. Bahnsen Examina a Stein

B: Señor Stein, ¿Puede darnos usted, muy brevemente, alguna fuente que defina el ateísmo como algo que encuentra las pruebas a favor del teísmo inadecuadas, en lugar de algo que niega la existencia de Dios?

S: Sí señor, El libro de George Smith, que encontrará a la venta en la parte posterior de la sala, arriba, llamado Ateísmo, el caso contra Dios, y supone lo que creo que es el mejor libro nunca escrito sobre el tema que fue muy explicito. Tengo aquí una copia, y puedo citarle las palabras exactas si le parece…

B: Oh, no creo que sea necesario. ¿Tiene usted alguna otra fuente?

S: ¿Si tengo alguna otra fuente?

B: ¿Tiene alguna otra fuente?

S: Claro.

B: ¿Cuáles son?

S: Charles Bradlaugh, que ahora mismo le daré. Hace 100 años Charles Bradlaugh hizo el comentario en una de sus razones en favor del ateísmo, dijo…

B: Está bien. Dr. Stein, ¿usted ha escuchado al Dr. Bahnsen usar el siguiente argumento: “La Biblia dice que Dios existe, La Biblia es la palabra inspirada de Dios, por ello lo que dice ha de ser cierto, por ello Dios existe”?

S: No dijo eso, usted simplemente lo asumió porque estaba citando de la Biblia como si fuera…

B: No le he preguntado lo que yo asumí, le pregunte si utilicé ese argumento.

S: No, no utilizo ese argumento pero usó los resultados de ese argumento.

B: Dr. Stein, usted mencionó 11 pruebas básicas de la existencia de Dios. ¿Mencionó la prueba Trascendental de la existencia de Dios?

S: No, no la mencioné con ese nombre. No creo que sea una prueba. No la llamaría prueba. Tal como yo lo he entendido, el modo en que lo dijo…

B: No hay tiempo para replicas sobre ese punto. Por el contrario, no ha tratado ese punto en particular. Vale, ¿Son todas las cuestiones racionales respondidas del mismo modo?

S: No, no lo son. Son respondidas por métodos lógicos, no obstante, que son los mismos: razón, lógica, y presentación de evidencias y hechos.

B: Le escuché usar el término “trabas lógicas” y “contradicciones lógicas” en su discursos. ¿Dijo usted eso?

S: Utilicé esa frase, sí.

B: ¿Cree entonces que hay leyes lógicas?

S: Absolutamente.

B: ¿Son universales?

S: Son acordadas por los seres humanos sin darse cuenta de que simplemente están en la naturaleza.

B: ¿Son simplemente convenciones entonces?

S: Son convenios que se auto-verifican

B: ¿Son leyes sociológicas o leyes del pensamiento?

S: Son leyes del pensamiento que son interpretadas por el hombre.

B: ¿Son de naturaleza material?

S: ¿Cómo podría una ley ser material?

B: Eso es lo que le pregunto.

S: Diría que no.

B. Stein examina a Bahnsen

S: Dr Bahnsen, ¿Llamaría a Dios material o inmaterial?

B: Inmaterial

S: ¿Qué es algo inmaterial?

B: Algo no extendido en el espacio

S: ¿Puede darme algún otro ejemplo, aparte de Dios, de algo inmaterial?

B: Las leyes de la lógica.

S: ¿Estamos poniendo a Dios como algo equivalente a las leyes de la lógica?

B: No, solo si cree que todas las cuestiones objetivas son respondidas de la misma manera usted asumiría que por pensar que hay dos cosas inmateriales, deben por ello ser idénticas.

S: No estoy asumiendo eso. Estoy solo asumiendo eso porque las leyes de la lógica son convenciones entre hombres. ¿Estás diciendo que Dios es una convención entre los hombres?

B: Yo no acepto la afirmación de que las leyes de la lógica: las leyes de la lógica de Cristo, sean meras convenciones.

S: Ok, ¿es su Dios omnipotente, omnisciente y omnibenevolente?

B: Lo es.

S: ¿No encuentra que esto es una contradicción?

B: No.

S: Bien, mostraremos un poco más tarde, que lo es. Si su argumento a favor de la existencia de Dios se demuestra incorrecto, ¿Renunciaría a su creencia en Él?

B: ¿Si mis argumentos son desmentidos?

S: sí.

B: ¿Renunciaría a mi creencia en Dios? Si no hubiera argumentos para la existencia de Dios, no creería en Dios.

S: Eso no responde la pregunta. Si alguien pudiera demostrarle que no hay argumentos, renunciaría a sus creencias? Estoy intentando ver cuáles son las bases de su creencia.

B: Usted es el que ha dicho que es imposible demostrar negativas universales, nadie podría mostrarme que no existen argumentos a favor de la existencia de Dios, así pues, uno solo puede trabajar con los que yo conozco.

S: Ok, si alguien demostrara que los que usted ha planteado son inválidos, ¿Cuál sería su suposición?

B: Hablando racionalmente, si no hubiera bases para creer en la existencia de Dios, renunciaría a esa creencia.

S: ¿Es Dios bueno?

B: Si, lo es.

S: ¿Cómo lo sabe?

B: El me salvó. El me creó. El hizo el mundo y lo hizo bueno. El envió a su hijo al mundo para morir por mis pecados. Muchas de estas evidencias son bastantes convincentes para mí, pero no las utilizo fuera de una visión del mundo en la que tienen sentido, en las que son tenidas por verdades. Si lo que quiere decir es si Dios es bueno de una manera tal_ o que yo pueda darle evidencias que usted aceptara- ello dependería de cuáles son sus suposiciones previas.

S: Bien, lo que estoy preguntando es si Dios dice algo, es correcto porque…. Cualquier cosa que Dios hace es buena porque Dios es bueno, o se convierte en bueno solo porque Dios lo dice. No sé si he dicho eso bien, imagino que si.

B: No, comprendo el problema. Lo que Dios dice que es bueno, es bueno, porque refleja su propia naturaleza. Dios es bueno y es el estándar de la bondad. Esa es una de las suposiciones previas de la visión cristiana del mundo.

S: Pero es de hecho una presuposición que es supuesta antes de que haya datos sobre Dios.

B: ¿Es esta una cuestión sobre mi primera exposición inicial?

S: En cierto sentido si, porque está relacionada con la idea de si existen absolutos fuera de Dios, lo cual es un asunto importante en este debate y puede surgir luego.

B: Sigo pensando que se están estirando mucho los límites de las reglas del debate aquí, pero responderé a su pregunta. No existen absolutos fuera de Dios.

S: Entonces, en otras palabras, el hecho de que Dios sea bueno es algo que Él ha dicho, y es por ello que lo acepta en lugar de asumirlo como una suposición previa que es lo que dijo hace un minuto

B: Eso es extremadamente simplista. Dios me lo dijo y me proporciono evidencia de ello.

S: Pero también dijo que era una presuposición.

B: Correcto

S: ¿No es eso una contradicción?

B: En absoluto. Hay muchas cosas que son presupuestas y también evidenciadas en este mundo, por ejemplo, las leyes de la lógica.

S: Estaría de acuerdo con eso. Cuando hablamos de cosas inmateriales, está usted diciendo también que existen cosas tales como, digamos, un fantasma, o el alma, que son ejemplos de cosas inmateriales?¿Las pondría dentro de lo inmaterial?

B: Diría que el hombre es un alma viviente y tiene un aspecto inmaterial en su ser, si.

S: ¿Y cómo probaría esto?

B: ¿Tiene esto entonces que ver con la existencia de Dios?

S: Bueno, tiene que ver con la existencia de cosas inmateriales.

B: Bueno, si hay un ser inmaterial, Dios, y si la Biblia es su palabra, entonces diría que su revelación de la naturaleza humana en la Biblia es prueba suficiente. Y eso nos lleva de nuevo lógicamente a lo que has de decir, si el mismo Dios existe. Eso es lo que se supone que estamos debatiendo.

S: Entonces usted me está dando un argumento circular.

B: No, le estoy diciendo de qué trata el debate.

S: Se de lo que trata el debate. Le estoy pidiendo por una respuesta a mi pregunta. No conseguí una.

B: No estoy debatiendo la naturaleza del alma esta noche, sino la existencia de Dios. Sí, creo que el hombre tiene un alma.

S: La única razón por la que le pregunte sobre el alma, es porque es el objeto inmaterial mas simple que la mayoría entendemos.

B: Yo no creo que sea similar. Quiero decir, que ese es su punto de vista.

S: Más simple, no similar, dije.

IV. REPLICA BAHNSEN

Estamos debatiendo la existencia de Dios. Especifiqué que hablaría, para evitar contradicciones lógicas sobre una visión particular de Dios, la visión cristiana de Dios, que personalmente mantengo. El Dr. Stein dijo que no se limitaría a la concepción cristiana de Dios. Está bien, que no lo haga. Pero cada vez que utilice algo fuera del concepto cristiano de Dios, será irrelevante. De hecho, yo me uniría a él en rebatir esas otras concepciones de Dios. La existencia de Dios que estoy argumentando esta noche, es el Dios cristiano.

En segundo lugar, cuando el Dr. Stein define al ateo como alguien que encuentra inadecuadas las pruebas teístas, que Dios no está probado, pero no desaprobado, está entrando en algún tipo de revisión lingüística. El nos cita (dijo que podría hacerlo y yo confío en que es así) otros dos ateos que también definen ateísmo del mismo modo. Pero, verán, eso se me antoja similar a un cristiano que defina su posición como cierta ya desde el principio, y por ello, debe ser cierta, debido a que es cierta por definición.

El ha minimizado la tarea que tiene por delante al decir simplemente: “Estoy aquí para demostrar que las pruebas teístas son inadecuadas” Bien, veis que ni a ese nivel ha cumplido con su trabajo, incluso aunque eso era bastante menos de lo que debería hacer. Porque él, nos ofreció 11 pruebas básicas a favor de Dios, atribuyéndome una que no utilicé, no utilizo, y no asumo. Mencionó 11 pruebas básicas de Dios, pero no trató con las que di en mi presentación de apertura. Así pues, el todavía no ha tratado con el argumento que tenemos por delante esta tarde.

El Dr. Stein ha mencionado trabas lógicas y contradicciones lógicas. Dice que encuentra que las leyes de la lógica son universales, sin embargo, son de naturaleza convencional. Eso no es aceptable filosóficamente. Si las leyes de la lógica fueran de naturaleza convencional, entonces podrían darse diferentes sociedades que usaran diferentes leyes lógicas.

Podría ser apropiado en algunas sociedades el decir” Bien, mi coche esta en el aparcamiento y no se da el caso que mi coche este en el aparcamiento”. Hay leyes en ciertas sociedades que tienen la convención de decir: “adelante, contradícete a ti mismo”, pero se trata en cierto sentido, de algunos subgrupos dentro de nuestra sociedad que podrían pensar así. Los ladrones tienen la tendencia a decir “esta no es mi cartera, pero no se da el caso de que no sea mi cartera” Ellos pueden entrar en ese tipo de contradicciones pero no creo que ninguno de nosotros querríamos aceptar algo así.

Las leyes de la lógica no son convencionales ni son sociológicas. Yo diría, que hay algo trascendental sobre las leyes de la lógica. Son universales, invariables y de naturaleza no material. Y si no lo son, entonces, me gustaría saber, en el universo ateo, ¿Cómo es posible que existan leyes, para empezar? Y segundo, ¿Cómo es posible justificar esas leyes?

Las leyes de la lógica son abstractas. Como entidades abstractas, que es el término filosófico apropiado, y no entidades espirituales como dice el Dr. Stein, como entidades abstractas, es decir, no individuales o de carácter universal, no son materialistas.

En tanto que universales, no se dan en la experiencia de modo total. Pueden darse experiencias en que se utilicen las leyes de la lógica, pero nadie tiene una experiencia universal de ellas. Nadie ha probado todos los casos posibles de las leyes de la lógica.

En tanto que invariables, no encajan en lo que la mayoría de los materialistas nos dirían sobre la constantemente cambiante naturaleza del mundo. Así que, como ven, tenemos un verdadero problema entre manos. El Dr. Stein quiere usar las leyes de la lógica esta noche. Yo mantengo que al hacerlo, está tomando prestado mi visión del mundo. Porque, verán, en la visión del mundo teísta, las leyes de la lógica tienen sentido, porque en la visión del mundo teísta, pueden existir entidades abstractas, universales e invariables, como las leyes de la lógica. Dentro de la visión teísta, uno no puede contradecirse a sí mismo, porque al hacerlo estaría entrando en la naturaleza de la mentira, y eso es contrario a la naturaleza de Dios tal como lo percibimos. Por ello, las leyes de la lógica son algo que el Dr. Stein va a tener que explicar como ateo, o de lo contrario, renunciar a usarlas.

El argumento trascendental de la existencia de Dios, entonces, que el Dr. Stein aún no ha tocado y que no creo pueda superar, es que sin la existencia de Dios, es imposible probar nada. Y esto es así, porque en el mundo ateo uno no se puede justificar ni dar cuenta de las leyes en general, de las leyes del pensamiento en particular. Las leyes de la naturaleza no pueden dar cuenta de la vida humana, dado el hecho que no son más que complejidades electroquímicas, y dado el hecho de que son meros accidentes. Es decir, en la concepción atea del mundo, no hay realmente una razón para debatir, porque al final, tal como dice el Dr. Stein, todas estas leyes son convencionales. Todas estas leyes no tienen realmente la naturaleza de una verdadera ley, son simplemente…bueno, usted es el ateo y materialista, usted tendría que decir que son solo cosas que ocurren dentro del cerebro.

Pero, verá, lo que ocurre dentro de su cerebro no es lo que ocurre dentro de mi cerebro. Por ello, lo que ocurre en su cerebro no es una ley. No se corresponde necesariamente con lo que ocurre en el mío. De hecho, no puede ser idéntico con lo que está dentro de mi mente o mi cerebro porque no tenemos el mismo cerebro.

Como las leyes de la lógica se reducen a ser entidades materiales, ya no tienen carácter de leyes. Si solo son convencionalismos sociales, entonces, por supuesto, lo que podríamos hacer para limitar el debate es simplemente definir un nuevo conjunto de leyes, y pedir a todos los que quieran este convenio que digan: “El ateísmo debe ser cierto, o el teísmo debe ser cierto, y tenemos las siguientes leyes que adoptamos convencionalmente para probarlo”, y veremos quién queda así satisfecho.

Pero nadie puede quedar satisfecho sin un procedimiento racional a seguir. Las leyes de la lógica no pueden ser evitadas, las leyes de la lógica no pueden explicarse en un universo materialista. Por ello, las leyes de la lógica son una de las muchas evidencias de que sin Dios, no se puede probar nada.

V. REPLICA STEIN

Ok, ahora voy a referirme a la evidencia transcendental de la existencia de Dios, sobre la cual, el único momento en que podía hacerlo es en mi replica. Pero antes, me gustaría hacer algo más importante. En lugar de preguntarnos cuál es la causa del universo, hemos de preguntarnos primero “¿Requiere el universo una explicación causal?”. En lugar de preguntarnos quién es responsable del diseño en la naturaleza, debemos preguntarnos “¿Presenta diseño la naturaleza?

Se ofrece a Dios como una solución a un problema metafísico, pero no se da consideración alguna a si tal problema existe para empezar. Pero Dios no explica nada. Por ejemplo, si dices… si te pregunto, “Cómo vino el universo a la existencia”?, y tú dices, “Dios lo creó”, eso no responde a la pregunta. La pregunta es, “Cómo lo creó Dios”. Y desafío a cualquier teísta a que defina cómo lo creó. Básicamente, lo que está usted diciendo es que un Ser desconocido es responsable de un fenómeno dado, que causó a través de medios desconocidos. Y esa no es una explicación, sino mas bien una concesión de que el fenómeno es totalmente inexplicable.

Ahora, en relación a las leyes de la ciencia en un mundo ateo: Primero de todo, no creo que el Dr. Bahnsen sepa lo que es una ley científica. Una ley científica es una observación hecha una y otra y otra vez. La ley de la gravedad: Dejamos caer objetos por todo el mundo, en situaciones diferentes, y observamos que siempre caen a la tierra. Así pues, al final, hacemos la afirmación estadística de que los objetos posiblemente, con casi un 100% de posibilidad, caen hacia la tierra si no son acelerados en dirección opuesta. O si un cohete no cae inmediatamente, pero al final así será, si no escapa a la gravedad de la tierra. Por ello estas leyes científicas son meros consensos basados en miles de cientos de miles de observaciones.

Las leyes de la lógica son también consensos basados en observaciones. El hecho de que pueden predecir algo correctamente, muestra que vamos por buen camino, que se corresponden con la realidad de alguna manera.

Si puedo sacar una formula y mostrar exactamente donde va a aterrizar una bola de cañón, y predecir exactamente donde explotará, entonces mis matemáticas están reflejando algo valido sobre el comportamiento de las bolas de cañón disparadas desde la tierra. De lo contrario no habría elegido el lugar exacto. Y la matemática es lógica usada del mismo modo, por acuerdo de cosas probadas que son verificadas. No lo estoy explicando tan bien como podría, pero eso es básicamente lo que digo.

Un universo ateo, entonces, se fundamenta en las bases de que la materia tiene ciertos patrones intrínsecos de comportamiento. Los electrones se repelen porque ambos tienen carga negativa. Los protones se repelen entre si, y electrones y protones se atraen. Los polos opuestos de un imán hacen eso. Es una propiedad inherente a la materia.

Eso es lo que produce la regularidad en el universo. Si no hubiera regularidades, entonces no sería posible la ciencia, porque no podrías predecir nada. La materia no se comportaría de la misma manera la segunda vez que lo hiciera la primera vez, o la tercera o la cuarta. Por ello, carencia de un Dios no es en modo alguno detrimento para la lógica y para que haya leyes en un universo ateo.

De hecho, si tuviéramos un Dios, podríamos muy bien tener un Dios irracional que hiciera las cosas caprichosamente. De modo que, si lanzara una pelota una vez, iría hacia arriba, y la siguiente vez, hacia abajo contra el suelo, y luego hacia arriba de nuevo. Eso sería tan evidencia de Dios, como el comportamiento regular de una pelota u objeto al caer.

Podrías tener un Dios que hiciera unas reglas y las cambiara de vez en cuando o podríamos tener uno que hiciera las cosas del mismo modo, o podríamos tener un universo que simplemente se comporta normalmente de esa manera.

Ahora, la pregunta sobre qué causó el universo, aunque no entramos exactamente en ello. Estoy intentando demostrarle que es hacer una pregunta absurda, en primer lugar. Dar a Dios como respuesta, primero que nada, ya mencioné que no explica nada, pero en segundo lugar, para que algo actúe como una causa, primero debe existir, es decir, debe ser una parte del universo, y el universo proporciona las bases para una explicación causal, pero no requiere el mismo una explicación causal.

No sé si eso está claro. Si digo que cada ser humano tuvo una madre, eso es una cuestión valida. Pero si pregunto, “¿Quién es la madre de la raza humana”? esa no es una cuestión valida porque la raza humana no tuvo una madre.

Puedo preguntar cuál fue la casa de que este planeta explotara, pero preguntar cuál fue la causa del universo es hacer una pregunta inválida. Y ofrecer la respuesta de Dios es ofrecer una respuesta inválida a una pregunta inválida.

No hemos entrado en el tema de la moralidad, Creo que voy a dejarlo para la segunda parte. Si el Dr. Bahnsen no suscita el tema, lo haré yo. El hace un montón de afirmaciones que básicamente no son sino sentimientos: El sintió a Dios entrando en su vida…, el sintió que ocurría…, el sintió que Jesus resucitó. Si se limitara a los estándares de un historiador, y especialmente, a los estándares en los casos en que se habla de un milagro, tal como dijo David Hume: “Cuando un suceso milagroso o muy improbable, como la resurrección- aunque él no utilizó esa analogía exacta, ese ejemplo exacto- ocurre, hemos de demandar una cantidad extraordinaria de pruebas”

Si yo digo “El sol va a salir mañana”, no necesitas muchas pruebas porque sale todos los días. Si yo digo “el sol no va a salir mañana”, entonces necesitamos una cantidad extraordinaria de evidencias porque se trata de un evento extraordinario.

Ahora bien, el no se ha sometido a los estándares de un historiador en muchas de las cosas que acepta de la Biblia como evidencia de Dios, y creo que si lo hiciera, pronto vería que esas evidencias se secan.

Ahora, para tratar la evidencia transcendental, finalmente. La afirmación de que si Dios no existiera no podríamos probar nada, y que la lógica y las leyes científicas serian invalidas es una tontería, y creo que he demostrado parte de esto.

El dice que las leyes de la lógica son las mismas en todos sitios. Esto no es cierto, aunque son las mismas en su mayoría. Y me pregunto, si él ha oído alguna vez de los “koan” de los Zen , la respuesta a un Koan, es algo como, “como es el sonido de una mano aplaudiendo”, es el Koan mas famoso- La respuesta a esa clase de pregunta esta en cierto sentido, en un tipo diferente de lógica, o “extra lógica”, si prefieren llamarlo así.

Pero yo creo que la mayoría de la lógica que aceptamos en el mundo occidental y la mayor parte del mundo oriental, es la base de acuerdos entra la gente que reflejan algo sobre el universo. La idea de que la evidencia trascendental de la existencia de Dios sea la imposibilidad de lo opuesto, que la visión del mundo no sería racional en el ateísmo, es un total sinsentido y os he demostrado que depende de las propiedades inherentes de la materia.

Si la materia tiene propiedades que se comportan de forma que tenemos orden en el universo, y tenemos un universo lógico, racional sin Dios. El asunto de Dios no es pertinenete si la materia se comporta de un modo regular; Y mantengo que las propiedades de la materia, como se demuestra una vez tras otra, son regulares. Es una propiedad inherente de la materia.

Por ello, creo que la afirmación de la evidencia transcendental puede ser descartada como mero deseo del pensamiento, unido a la desinformación sobre lo que son las leyes científicas y lo que mantienen los ateos. De hecho, la mayoría de los científicos son ateos, de hecho, la ciencia misma es atea. La ciencia no se permite utilizar una explicación sobrenatural para nada.

Y hay una buena razón para ello. Si su experimento resulta de una manera, podría decir que lo hizo Dios. Si resultó de modo opuesto, podría decir que Dios lo hizo. Nunca se haría progreso alguno para explicar nada en las ciencias. Y por ello, el consenso acordado sobre las normas de la ciencia es que solo las explicaciones naturales son preguntadas y permitidas.

8 comentarios:

  1. Te mereces un diez!!!

    Gracias por traducir este material. Este material no existia en español hasta el día de hoy. Soy tu fan.

    Una de las cosas que mas me gusto del debate, fue en el intercambio de preguntas:

    B: Le escuché usar el término “trabas lógicas” y “contradicciones lógicas” en su discursos. ¿Dijo usted eso?

    S: Utilicé esa frase, sí.

    B: ¿Cree entonces que hay leyes lógicas?

    S: Absolutamente.

    B: ¿Son universales?

    S: Son acordadas por los seres humanos sin darse cuenta de que simplemente están en la naturaleza.

    B: ¿Son simplemente convenciones entonces?

    S: Son convenios que se auto-verifican

    B: ¿Son leyes sociológicas o leyes del pensamiento?

    S: Son leyes del pensamiento que son interpretadas por el hombre.

    B: ¿Son de naturaleza material?

    S: ¿Cómo podría una ley ser material?

    B: Eso es lo que le pregunto.

    S: Diría que no.

    S: Dr Bahnsen, ¿Llamaría a Dios material o inmaterial?

    B: Inmaterial

    S: ¿Qué es algo inmaterial?

    B: Algo no extendido en el espacio

    S: ¿Puede darme algún otro ejemplo, aparte de Dios, de algo inmaterial?

    B: Las leyes de la lógica.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por todo tu apoyo. Estoy con la traducción de las otras partes que siguen, y justo es decir, que cada vez se pone más interesante.

    ResponderEliminar
  3. estoy ansioso por ver el resto de la traduccion, un saludo, gracias pro tus esfuerzo en esto

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen, te felicito por tu blog.

    Me gustaría pedirte permiso para publicar este debate en mi blog; pondré de dónde lo he cogido, por supuesto :)

    ResponderEliminar
  5. Hola Sori, no hay problema, puedes utilizar lo que necesites.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen.

      ¿Podrías enviarme un mensaje a isrusu[at]hotmail[dot]es?

      Me gustaría hablar contigo sobre algo.

      Eliminar
  6. ¡Genial! Por fin alguien ha traducido este debate. Segui así adelante. Bendiciones

    ResponderEliminar
  7. Buenissimo... De gran ayuda, sirve mucho para ver como los ateos no tienen bases solidas. Sino solo teorias de cosas, y negaciones...!!
    Bueno la palabra dice: "Solos los necios dicen en su corazón: "no hay Dios"

    ResponderEliminar